1. Mi primera vez con Laura


    Fecha: 23/10/2018, Categorías: Sexo oral, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Conoci a Laura hace un año aproximadamente en mi universidad, tenia 18 años como yo y desde el primer momento en que la vi, quedo prendado de ella, al no ser yo muy atrevido, tan solo fuimos amigos durante ese largo año, hasta ese dia... Laura mide 1,60, tiene el cabello negro como la noche y muy largo, le llega hasta la cintura, tiene unos preciosos ojos azules y una sonrisa angelical, y un cuerpo muy bien formado y apetecible. Era verano, aquel dia, cuando la llame para ir al cine, fuimos los dos solos a ver una pelicula de miedo, yo ya tenia abandonada la idea como imposible de que ella y yo salieramos como pareja, pero en fin, me agradaba tremendamente su compañía, y me daba a entender que mi compañía tambien era bien avenida. Entramos y por mi tardanza a la hora de recoger las entradas estabamos al final de todas las butacas, completamente solos, genial, pense, pero total, no me iva a atrever nada asi que daba lo mismo. Entre comentarios y abrazos por su parte a causa del miedo que le producia la pelicula yo ya estaba que reventaba, con una abultada ereccion que camufle lo mejor que pude, hasta que, aproximadamente en mitad de la pelicula, dio la maravillosa casualidad de que como hablamos en susurros acercando la boca al oido del otro para no molestar a los demas, fuimos los dos a decirnos algo al mismo tiempo, y nuestros labios se juntaron, nos quedamos poco mas de un segundo asi, hasta que yo reaccione y me eche hacia atrás. -Perdona Laura, solo queria decirte una ... cosa...no esperaba que tu tambien... Mis palabras salian torpes y ella calmo la situacion esbozando aquella preciosa sonrisa. -No pasa nada tonto, yo tambien iva a decirte algo en ese momento jejej. Tras aquella situacion, algo violenta, todo hay que decirlo, nos dirigimos hacia la salida del cine y zas! Comenzo a llover, y aun quedaba un largo tramo hacia su casa. --Vaya...y no hemos traido paraguas jejej –Comento muy natural ella. --Pues nada, supongo que tendremos que darnos prisa...—Propuse yo. De repente se acerco a mi rodeandome con sus brazos y yo tapandola con mi chaqueta todo lo que pude fuimos hiendonos hacia su casa.. Al llegar a su casa me invito a subir para secarme un poco, estaba realmente empapado por la lluvia, yaque al taparla todo lo que pude yo me lleve el agua por los dos. Mientras subiamos por el ascensor yo sabia de antemano que sus padres no estaban, solian viajar mucho por negocios, y según me comento estaria fuera toda una semana, aquello no paraba de pasarme por la cabeza. Abrio la puerta y nos sentamos, aun era muy temprano, apenas eran las 5 de la tarde, pero me dijo que me quedara hasta que pasase la lluvia y asi le hacia compañía agrego, yo acepte encantado claro, se sento junto a mi, y me dijo que me quitara la camisa que la iva a meter en la secadora, aquello me puso frenetico, me la quite sin ponerme de pie, ya que intentaba ocultar mi ereccion y se la entregue. La verdad es que estar sin camiseta era una baza a mi favor, debido a mi tremenda ...
«123»