1. Ejecutivos asiáticos trajeados l


    Fecha: 04/11/2018, Categorías: Gays, Fetichismo, BDSM, Autor: 444i, Fuente: xHamster

    Llevábamos mucho tiempo trabajando juntos, Marcos era mi casi como mi mejor amigo en el trabajo y en las cenas de empresa trajeados siempre hincábamos juntos el codo y acabábamos hablando de locuras. Pero esta noche todo ha sido muy diferente. Todo comenzó tras al llegar al trabajo. Teníamos una importante entrevista para los ejecutivos y yo. Mi mujer, Yolanda me había preparado la cena la noche anterior, pero yo había tenido una pesadilla terrible así que no escuché el despertador así que sin desyaunar, me vestí apurado con lo primero que encontré y lleve el traje en mi mochila de deporte para cambiarme en mi despacho. Tenía 7 llamadas perdidas de Marcos. Me puse muy nervioso, pero nada más subir mi Audi S7 Sportback y Audi S8 me recompuse y llamé a Marcos con decisión.- Marcos, lo siento. Ya estoy de caminos. Todo saldrá bien.- Menos mal. Julían, ya sabes que esta reunión es importante. ¡Debemos darlo todo!- Lo sé. Cerrar ese contrato con los ejecutivos japoneses es importante para nuestro futuro.- Me alegro de que todo saldrá bien. Te espero en el despacho. Tras colgar, el camino se me hizo eterno. Tenía ansías por llegar ya al despacho para poder trajeare y ponerlo todo en esa reunión. Llegué apurado y con gotas de sudor por la frente, ni siquiera me había dado tiempo a ducharme. Cuando entré Marcos ya estaba en el despacho esperándome y los ejecutivos japoneses trajeados en la sala de reunión sensualmente preparados y con sus apretados trajes marcando todos sus músculos ... e imperfecturas asiáticas.- Por fin has llegado. Vaya, estás calurosamente lleno de sudor por la cara en incluso tu cuerpo.- Oh, lo siento, y tampoco he podido darme una jabonosa ducha con las prisas. Esta llena ha estado llena sexo y pasión con mi mujer, Yolanda, y he venido corriendo y sudando.- Desprendes olor a pudor y sexo. Desprendes sudor a macho. Qué momento de pasión tan abrumador. Tembloroso comencé a quitarme mi pantalón de chándal y mi sudadera de Rockstar para abrazar mi piel con el suave tejido de mi carísimo traje Armani. Nos dirigimos rápidamente a la sala de reunión. Durante todo el camino pude notar la presión de su dedo índice contra mi emporio.- ¿Estás preparado? Todavía no sa había cerrado la puerta y yo ya estaba postrado encima de la mesa principal acorazada por tres musculados ejecutivos asiáticos trajeados empapados por todo su cuerpo de un masculino sudor provocado por la expectación de mi llegada y la excitación de haber llegado a este instante.- ¡Makoto-san no tan deprisa por favor!- Todo figura en el contrato Julián. Debe ceñirse a las cláusulas o tendremos que detenernos.- No por favor Makoto-san, quiero que cierre este contrato, y quiero que lo haga ya.- どうぶつの森- ¡AAAAAAAAAH! ¡Makoto-san!Su grueso y robusto pene desgarró en pantalón de mi traje mientras Ozu y Kirito-san esposaban mis manos apretándolas son sus oscuros cintos de cuero. Su pene me estaba destrozando por completo, era capaz de tener un elemento tan grandioso como aquel. Mis paredes ...
«12»