1. Continuación de "La amiga de mi madre&


    Fecha: 05/11/2018, Categorías: Sexo con Maduras, Autor: mcflydick, Fuente: xHamster

    Estábamos en la piscina, tan a gusto, riéndonos, besándonos. Yo morreaba a Elena con tantas ganas y ella me puso los brazos sobre mis hombros y ladeó la cabeza mientras me correspondía con el mismo ímpetu que yo con la lengua..."¿Elena??"-dijo una voz incrédula de mujer.Yo me giré y paré de besar a Elena, ella hizo lo propio despegándose de mí y soltó un gritito de sorpresa. Me quedé helado y con cara de tonto.La mujer que venía hacia nosotros, se quitó las gafas de sol casi de un manotazo como para contemplar mejor lo que estaba viendo. También ponía cara de flipada.Era de mediana estatura, un poco más joven que Elena, con pantalón pirata blanco y camiseta de rayas horizontales azul marino sobre fondo blanco. Pelo suelto, todavía mojado, un poco ondulado y con mechas."¿Pero qué estás haciendo??" -inquirió.Elena con abatimiento se dirigió a la escalera, yo me quedé como un pasmarote, bajando la mirada. La tipa esa se quedó con los brazos en jarras ahí esperando.. (¿Es que no se va a ir?) pensé."Al menos, ¿entras en casa y coges unas toallas o unos albornoces?."Sin decir ni mu, la tía esa emprendió marcha, con aire un poco chulo o vacilón, aún se giró descarada hacia nosotros como si dijese: "quedaos ahí, no se os ocurra moveros."Trajo dos albornoces, menos mal, aún creí que me humillaría para que saliese de la piscina, sin nada.Elena se puso el albornoz y me dijo: "ahora vengo, tranquilo".La mujer y Elena se dirigieron a dentro de casa.Yo salí y me puse el albornoz, me latía ... el corazón con fuerza, me golpeaba duro el corazón en los oídos, las sienes.. me senté en una de las hamacas. El sol empezaba a calentar ya.Oí sus voces pero no acertaba a entender lo que decían.Al cabo de unos diez minutos, Elena volvió, se sentó a mi lado. Me temí lo peor, en un segundo, pasó por mi cabeza: mi padre pegándome una hostia de las que parten la cara. Mi madre llorando decepcionada y amistad, de dos amigas del alma, rota por completo. El marido de Elena, pues igual permanecía como siempre, impasible. Yo que sé.."Ya se ha ido"-dijo Elena con voz media.Solo acerté a preguntar:"¿Quién era esa tía??""Mi hermana Isabel".-dijo Elena como la que está hasta el gorro.(Me levanté de un salto)"Qué??! pe.. pero..y ahora que coño hacemos?!""Traanquiilooo... no sé le ocurrirá decir nada. De verdad". -contestó con serenidad, Elena."Vamos a dentro, desayunemos". -dijo Elena con tono neutro y poniéndome una mano en la rodilla..Me puse las manos en los bolsillos del albornoz y emprendimos el paso, descalzos.Nos pusimos a desayunar, yo sin hambre, jugando con la tostada. NO me entraba nada."Y como estás tan segura que no dirá nada?" -le pregunté a Elena un poco nervioso por la situación, que me estaba sobrepasando."Pues porque ella tiene mucho más que ocultar que yo en toda mi vida. Y yo le he guardado las espaldas cantidad de veces"."¿En materia de sexo?, es decir, infidelidades también?" -juro que me arrepentí nada más formular la pregunta, parecía que juzgaba un modo de vida o ...
«1234»