1. Manuela (07)


    Fecha: 06/11/2018, Categorías: Hetero, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Se nos hizo eterno el viaje (dos aviones, un autobús, un landrover y mogollón de horas) hasta una pequeña ciudad mauritana de nombre impronunciable que significa en lengua tuareg algo así como "los azules ojos del camello blanco" y cuyo mayor mérito conocido durante siglos es haber sido sede de una guarnición de la legión extranjera francesa y disponer a menos de un quilómetro de una maravillosa cascada y piscinas naturales de agua clara y cristalina a dónde nadie va nunca. Consuelo y Jericó estaban instaladas a la manera colonialista tradicional: bungalow grande y moderno rodeado de jardines salvajes, criados en abundancia, no demasiado trabajo, gran predicamento entre las autoridades locales y dos niños que parecen sacados de un anuncio de la familia perfecta. Así se puede uno ir al desierto a mayor gloria de una ONG. Ví a Consuelo feliz, tranquila, contenta con su trabajo (una especie de escuela elemental de higiene); querida por Jericó (médica peruana de marcados rasgos andinos y carácter callado y seco) y encantada con los pequeños sobrinos de ésta. El hospital instalado por Médicos sin Fronteras empezaba a funcionar ya con el personal nativo y nos dedicaron a Charo y a mí su tiempo, atención, amabilidad y aprecio. Poco se podía hacer salvo pasear, charlar, dedicar unas horas al día a dormir para combatir el calor sofocante, fumar excelente hachís y disfrutar del agua en las piscinas de la cascada. El té con menta convenientemente cargado con ron cubano no provoca ... grandes borracheras cuando sudas constantemente, pero sí un puntito que a la hora de la siesta excita más que otra cosa. Charo y yo seguíamos intentando profundizar en conocernos dando especial prioridad al sexo. Jamás pensé que iba a follar todas las tardes en una fabulosa piscina natural situada en el desierto sin más testigos que algunos pajarillos. Después de llevar allí una semana, una noche después de cenar (Charo: "me voy a la cama. Tengo problemas con la regla, me duele. Estoy molesta y un poco mareada. Hasta mañana". Jericó: " buenas noches, mañana tengo que madrugar") Consuelo y yo nos pasamos con el ron mientras intentamos llevar una conversación coherente. "Sabes, me alegra mucho que esteís juntos mi prima y tu. Creo que sois tal para cual y no podrás quejarte, es la mujer más guapa que jamás tendrás. Hasta a Jericó le hace tilín" "Es una persona fabulosa, creo que me he enamorado. Voy a intentar que sigamos siempre juntos. Y llevas razón, es preciosa" "¡Qué fuerte!. ¿Os casareís?, ¿querreís hijos?." "No dejo de pensarlo y si ella quiere estoy dispuesto a hacerlo ya. Aún no hemos hablado nada sobre ésto". "Charo me da envidia por ello, pero en algunos momentos es porque echo de menos un rabo de hombre. Ya me he dado cuenta que por la tarde y por la noche estaís follando. A veces lo necesito, un consolador y una buena lengua no es lo mismo, aunque quiero mucho a Jericó y es un marido perfecto. Luis, ¿quieres que nos lo hagamos en recuerdo de otros tiempos?, además, te ...
«1234»