1. La colombiana se fue con el culo lleno de leche


    Fecha: 07/11/2018, Categorías: Anal, Dominación, Autor: Un_Caballero, Fuente: CuentoRelatos

    Hola amigos, a continuación les relataré la historia de cómo le di por el culo a una pequeña colombiana inexperta que al final me quedó pidiendo más. Hace unos años, buscando diversión me suscribí a una aplicación para conocer gente, comencé a chatear con mucha gente diferente hasta que di con una pequeña colombiana, los colombianos tienen una gran población aquí en Panamá, ya nos aportan mucho servicio al cliente, tema que realmente no se le da demasiado bien al panameño promedio, en fin, ella era pequeñita con un cuerpo muy lindo, tetas no demasiado grandes pero lo suficiente para poder disfrutarlas, piel blanca llena de pecas, una cintura de abeja que hacia lucir muy bien un buen culo paradito. Luego de comenzar a chatear quedamos para tomar algo un viernes por la noche, me arregle para verla ya que visto las fotos de ella, la noche prometía y bastante, salimos y tomamos algo, nos reímos, ella me contó acerca de ella y su vida y la pasamos muy bien, tanto que al final terminamos en un hotel teniendo una noche de sexo intenso, ella no era demasiado experimentada, pero se le hacía muy bien dejarse llevar, la culeé por un buen rato, cambiando continuamente de poses hasta terminar descargando toda mi leche en su boquita, que con algo de dificultad trago bastante metida en el papel de querer complacer por completo mis oscuros deseos. Luego de terminar quedamos en volver a vernos, volvimos a salir unas veces más siempre con sexo muy rico, lo único en que ella siempre insistió ... fue en que no lo hacía por detrás, con una excusa bastante tonta de que en algún momento un ex novio tonto la penetro y le dolió tanto que no volvería a hacerlo. Sin querer parecer demasiado egocéntrico, siempre he sido un hombre con suerte con las mujeres, me veo bastante bien, soy divertido y en la cama las complazco siempre, pero aparte tengo un gran dominio del verbo, cosa que acaba por convencer a las mujeres de hacer las cosas más perversas posibles y claro está, que una vez que una mujer se entrega a sus bajos instintos con un hombre que la haga gozar, termina por enamorarse y la colombiana del relato no fue la excepción, sin embargo en esos momentos de mi vida no estaba yo precisamente interesado en una relación seria, por lo que poco a poco fui evitando el contacto, ella me juraba que quería todo conmigo que estaba perdidamente enamorada de mí y quería estar conmigo y yo le pedí que mejor me diera mi espacio que estaba apresurando las cosas hasta el punto de perder cualquier contacto totalmente con ella. Luego de algunas semanas me encontraba especialmente arrecho y decidí contactarme con ella con la sorpresa que muy justamente, ella había iniciado una relación con otro hombre, aceptando mi derrota, le escribí dejándole saber que me alegraba por ella y que visto lo visto no había estado tan enamorada de mí, mensaje que ella nunca respondió. Al cabo de unos meses, casi un año, luego de finalizar mi rutina de running me encontré con la colombiana en ciudad del saber, ...
«123»