1. Sólo por placer


    Fecha: 07/11/2018, Categorías: Infidelidad, Autor: Anónimo, Fuente: SexoSinTabues

    Tenia una pija de no menos de 17cm y bastante gorda, aún estando dormida estaba tan caliente y perturbada que le pregunte si se le paraba, ella me respondió que de eso dependía su trabajo, entonces quise saber cuanto, por 150 es simple y por 200 hacemos lo que quieras, hola me llamó Fernanda tengo 38 años, pelo castaño, piel blanca, me cuidó mucho con los alimentos ya que soy vegana desde hace 5 años, mi cuerpo es normal pechos no muy grandes con pezones grandesitos marrones y la cola es pequeña pero bien paradita, estoy felizmente casada con un hombre al que amo y además vivo con mi niño de 5 años, me encantan las historias de esta y otras páginas de relatos, me encanta masturbarme en público, es un vicio que descubrí desde que tuve a mi hijo y es sobre esto que les quiero contar. Resulta que cuando quede embarazada mi lívido subió un doscientos por ciento, vivía viendo vídeos en el celular y leyendo historias, me masturbaba dos veces por día como mínimo y el resto del día lo acosaba a mi marido, él desde que se entero de mi embarazo, el cual buscamos por más de un año, no quería tener sexo prácticamente, y si lo hacia era muy suave para cuidar al niño, yo en cambio me sentía más caliente que nunca , prácticamente le rogaba que me penetrara por atrás para que así me diera más fuerte pero el me cuidaba demaciado. Una tarde volvía en el tren Roca que va de la casa de mis suegros en burzaco hasta mi casa en cuidad de Buenos aires, tenía un vestido cortito hasta medio muslo ... que me lucía hermoso con mi pansita de ya 4 o 5 meses, unas sandalias bajitas, no usaba corpiño sólo un bóxer de mujer que me llegaba más arriba que el vestido, mi marido se quedaba a pintar la casa de sus padres, yo me volvía porque estaba aburrida y extrañaba mi casa, en realidad me quería hacer una buena paja, ya que durante el día estuve leyendo historias en mi celular y ya herbia de calentura. Cuando subi al tren un señor me dejó pasar muy caballerosamente, pero nose porque gire mi cabeza y vi como intentaba mirar por debajo de mi vestido, esto me movilizó y me senti exitada nuevamente, me dieron el aciento para personas con movilidad reducida en ese tren repleto de gente. Este hombre se paro al lado mío y se sujetaba de mi asiento pero un par de veses lo encontré mirando mi escote, mis pechos ya estaban bastante cargados por mi estado, entonces me estire el vestido más a bajo para darle mejor panorama, no lo podía creer, estaba coqueteando con un extraño estando embarazada de mi marido. Mi entrepierna hervía, entonces empecé a sentir que este hombre aprovechaba los movimientos del tren para apollarme el pene en el hombro, y yo ensima lo disfrutaba, de repnte senti una precion fuerte en el hombro que me hizo con su miembro erecto y lo vi alejarse para bajar del tren, mil cosas pasaron por mi cabeza, tenía ganas que este macho me coja, pero la zona donde se bajo era peligrosa y por el bien de mi bb seguí arriba del tren, puse mi cartera sobre mis piernas y uni mis manos ...
«1234»