1. Mis hermanos y yo


    Fecha: 08/11/2018, Categorías: Incesto, Autor: aloirra, Fuente: RelatosEróticos

    Mis hermanos y yo. Tengo 3 hermanos, dos de ellos mayores por 4 y 2 años, Henry y Axel, y uno menor que yo por 2 años Max. Desde que era niña, recuerdo que jugábamos entre nosotros, y algunas veces, como parte de nuestros juegos, nos desnudábamos en cuanto podíamos, y empezábamos a tocarnos, entre risas y juegos, yo les tocaba sus vergas, y ellos me sobaban mi conchita, metiendo a veces sus dedos. Durante un buen tiempo nuestros juegos se limitaban a eso, tocarnos. Cuando mi hermano Henry cumplió 14, ya tenia amigos de hasta 4 años mayores que el, y que según me contó después, hablaban de sexo, y quizás de fantasías que tenían, pero el venia y las ponía en práctica conmigo. Desde entonces teníamos juegos eróticos, digamos un poco mas dirigidos, no solo con el, si no que hacía participar a mis otros hermanos, según me decía, para que ellos no dijeran nada a mis padres, pues también estaban haciéndolo, al principio, mis hermanos menores participaban entre risitas y juegos, incluso mientras Henry tenia sexo conmigo, ellos observaban, pero se aburrían un poco, y como estaban desnudos, se ponían a jugar entre ellos, tocándose las vergas mutuamente, haciendo peleas de vergas, y cosas así, llegando incluso a mamarse las vergas uno a otro, mientras esperaban su turno para tocarme, lamerle, o que yo los toque, y les chupe la verga, siempre seguían seguían el orden, primero Henry por ser el mayor, luego Axel y Max al último, incluso a veces que Henry demoraba mucho, y ellos terminaban ... perdiendo el interés y se iban, pero esto cambio cuando crecimos un poco mas, y ya no esperaban turnos si no que todos querían participar al mismo tiempo, pero eso lo comentare mas adelante . La verdad, que a pesar que manteníamos, en general, muy buenas relaciones entre nosotros, a veces peleábamos, pero aun cuando peleábamos , a ninguno se nos ocurría contarle a nuestros padres de nuestros juegos, de alguna forma, sabíamos que eso no podíamos comentarlo con nadie, e inexplicablemente todos guardábamos celosamente ese secreto compartido. Algunas veces he pensado que sabíamos que si se descubría, no podríamos volverlo a hacer, y la verdad que todos disfrutábamos mucho de esos juegos. La ocasión de nuestros juegos eróticos, que viene a mi memoria, sin haber sido necesariamente la primera, es cuando mis padres decidieron que mi hermano Henry, que ya tenía 12 años, se quedara a nuestro cuidado, y así dejar de contratar una niñera, cuando ellos salían por las noches, y de esa manera, además podían regresar mas tarde. Esa vez apenas ellos salieron, mi hermano Henry propuso jugar a escondernos, y uno de nosotros buscaba al resto, cuando le toco el turno a mi hermano menor, Henry se escondió conmigo en el cuarto donde se guardaban las cosas de limpieza, y como estábamos solos, y mi pequeño hermano se iba a demorar en encontrarnos, saco su verga y me pidió que la tocara, yo recuerdo que sentí mucha excitación, y empecé a jugar con su pene, la piel que lo cubría , era tan suave, que ...
«1234...10»