1. Don Rolando...


    Fecha: 08/11/2018, Categorías: Gays, Autor: renovatio111, Fuente: xHamster

    contemplar el agua cristalina que lanzaba destellos en medio de la noche.Sin darme cuenta, el padre de Ricardo se acercó, a mis espaldas, jaló otra de las sillas que rodeaban la mesa y preguntó:¿Me puedo sentar?Claro – respondí- está usted en su casa¿No te gusta bailar? –preguntó-Sí, es sólo que no me agrada la compañía – respondí, dándome cuenta, inmediatamente, de mi falta de tacto -Si lo dices por mí, me retiro... – dijo, esbozando una bonita sonrisa y una mirada comprensiva-No, por favor, no lo decía por usted –me apuré a decir, reteniéndolo por el brazo- Me refería a las chicas que estaban conmigo ahí dentro, no quiero nada con ellas y no se dan por vencidas, ninguna de ellas...Fue un momento muy embarazoso, pues a mi inoportuna de****tesía se sumó mi torpeza por remediarla y la turbación que me causaba su cercanía... Él, me miraba casi divertido, lo que me perturbó más aún, y, ni qué decir cuando me di cuenta que aún seguía manteniéndolo tomado de su antebrazo grueso y velludo... Sentí que mi rostro ardía ruborizado y no atinaba a hilar una conversación coherente... Lo deseaba y lo peor era que, él, lo sabía...Me excusé para ir al baño, me levanté y crucé el patio para entrar de nuevo en el bullicio. Al llegar al pasillo donde se encontraba el sanitario, como era de esperarse, estaba ocupado, había no menos de cuatro personas por delante de mí para pasar a aliviar la vejiga. Esperé pacientemente y, cuando todos hubieron pasado, quedaba solamente yo fuera del cuarto de ... baño; entonces, el padre de Ricardo apareció a mis espaldas y, sorprendiéndome nuevamente, me dijo:¿Cómo... Esperando aún? ¡Falta de confianza...! Puedes usar el sanitario del piso de arriba. Ven, sígueme – e hizo una seña para que lo siguiera -Mi corazón estaba desbocado, no sabía que estaba pasando ni que podría suceder pero, algo sospeché, especialmente, cuando miró furtivamente por encima de su hombro, en el momento en que enfilamos, los dos juntos, escaleras arriba.El pasillo estaba oscuro, así que me tomó por la mano y me encaminó entre la penumbra. Sorpresivamente, se detuvo y me dijo:Será mejor que uses el baño de mi recámara, este podría estar ocupado también...Sin soltarme la mano, me encaminó a otro rumbo de la gran casa. Me mostró una puerta, entré, y detrás de mí, entró él, encendió las luces mostrando un dormitorio amplio y lujoso pero sobrio. Cerró la puerta detrás de sí y lo escuché apretar el botón del seguro de la chapa. En una de las esquinas había otra puerta y me indicó que ésa era la del baño. Entré y cerré la puerta; bajé la bragueta de mis pantalones y comencé a orinar... Pensaba en lo extraño de ésta situación mientras escuchaba mi propio chorro romper el silencio: Sólo... Con el padre de mi amigo, en una habitación con la puerta asegurada... En esto pensaba cuando escuché la puerta abrirse y, el padre de Ricardo entró, bajándose la cremallera de sus pantalones... A pesar de lo ya bastante bizarro de la situación, su acción me tomó por sorpresa y no ...
«1234...8»