1. Mi sumisa Leylah


    Fecha: 08/11/2018, Categorías: BDSM, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    MI SUMISA LEYLAH Conocí a mi sumisa Leylah en un chat, quizas una manera aparentemente vulgar de conocer a la sumisa de tus sueños, pero seguramente la más certera, y quizás la única (no se van conociendo sumisas por la calle o haciendo encuestas), en definitiva que mejor manera de conocer a alguién que a través de este nuevo invento del siglo, el embrujo cibernético cautiva y saca lo mejor, lo peor, lo más oculto y nuestras mayores pasiones y fantasias, y las convierte en reales, al menos durante ese tiempo indefinido que permanecemos hipnotizados con los que nos llega del otro lado de la pantalla( sabemos, pensamos que nuestro sueño esta ahí detrás, seguimos aferrandonos a él en nuestro empeño de hacerlo realidad) Pues así conocí a mi sumisa Leylah, y desde que me mando aquella primera foto quedé enganchado con su magia, la magia de un verbo fácil y expresivo, a través del cual me fue narrando su iniciación como sumisa, con todo lujo de escabrosos y morbosos detalles.Aparecía Leylah en aquella foto con una deliciosa cola de caballo, con un sueter ajustado, faldita colegial de cuadritos y unas botas de tacón que realzaban su estilizada figura aún en ciernes, era mi imagen de sumisa ideal tierna, joven, y dispuesta a obedecer a un amo maduro como yo, que la sometería a través de castigos a mi total dominio y control, a la vez que enseñándola tambien a sentir los mayores placeres que hubiera podido gozar en su vida, para lo cual debería amarme y desearme de manera absoluta, ... con obediencia ciega pero impulsada por los sentimientos mas profundos. Fuimos conociéndonos a través de numerosos encuentros durante los cuales permaneciamos un tiempo indefinido que siempre se nos quedaba corto, surgieron tambien los desencuentros, los malentendidos, y fui comprobando que Leylah no ere una sumisa fácil, todo lo contrario Leylah era rebelde, dominante, necesitaba indudablemente un amo que la sometiera y conviritera esa rebeldía en la más firme determinación de entregarse a mi.Casí estuve a punto de perderla, dudé de ella, llegué a pensar que todos sus relatos eran inventados, que su imaginación la desbordaba.En su orgullo llegó a descalificarme de manera inmisericorde, quizás queria provocarme o probarme, y en ese estado renegó de mí, y me manifiestó su resuelta intención de abandonarme definitvamente como amo, algo que yo empecé a aceptar, aunque nunca llegué a perder la esperanza de recuperarla, un amo como yo no se rinde fácilmente. Así que pasado un cierto tiempo, volví a encontrar a Leylah en el chat en el que nos habíamos conocido, y decidí que había llegado el momento de recuperarla para no dejarla escapar más.Su espiritu indomable se había calmado, y de esa manera empezó a entender que quizás se había equivocado en su decisión, y que para ella también era el momento de recuperar a su amo, algo en su fuero interno se lo decía, de esa forma, de una manera sutil y delicada se reanudó nuestra relación amo-sumisa.Ya ninguno de los dos dudabamos que nuestro ...
«123»