1. La boda del incesto


    Fecha: 08/11/2018, Categorías: Incesto, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Hola amigos de todorelatos, estoy impresionado por la de veces que uno es capaz de tener un amor familiar, creia que mi historia era dificil de creer, pero con ustedes no me importa compartirla por que seguro que la van a disfrutar como yo lo he echo. Bueno, mi nombre es Ricardo, soy alto moreno y de ojos negros, tengo una complexion atlética y tengo exito con las mujeres, pero no me como un rosco por que soy muy tímido, tengo 23 años; soy de una ciudad hermosa de Galicia llamada Vigo y este relato es realmente autentico. Un dia estaba en mi casa con mis padres y me llega la fatal noticia, Ricardo, hay que ir a la boda de tu prima Maria, que se casa dentro de dos semanas, asi que ya sabes que no debes hacer planes pues es importante quedar bien con la familia.....en fin lo típìco de cada una de ellas. LLego el poco deseado Sábado y nos fuimos a un pueblo de aca cerca , que tiene unas excelentes playas, fuimos primero a la Iglesia de ese mismo lugar para asistir al "si quiero" de mi prima, y como no, por orden de esta familia siempre llegamos tarde a todos lados, asi que nos quedamos fuera por no caber casi nadie en la pequeña iglesia de color blanca que alli, cerca de la playa estaba. Acabo la misa y comenzo a salir todo el mundo para fuera repartiendo el arroz a quienes querian echarlo a la cabeza de los recien casados, y en una de esas escuche a mi padre decirme que alli estaba mi prima Montse y que fuera a saludarla, la ultima vez q la habia visto teniamos ambos 12 años, ... esta vez tenia ya 22, al igual que yo que fue cuando me ocurrio esta historia; al verla e ir a saludarla me quede impresionado de semejante cuerpo, y de lo mucho que habia crecido todo en ella, las tetas no eran enormes, pero bajo la blusa negra que llevaba se le notaban dos bultos lo suficientemente grandes para desearlos, bajando poco a poco mi mirada por ella, pude observar las hermosísimas y bien formadas piernas que poseia gracias a una falda roja que le subia aproximadamente una mano por encima de la rodilla,ninguna de las prendas era ajustada, pero sin embargo la imaginacion volaba al verla de esa manera, me acerque poco a poco y a llegar nos dimos un abrazo enorme, ya que siempre fue la prima con la que de pequeño jugaba y sobre todo al típico juego infantil de los medicos. Tiramos ya todos para el restaurante y ella se vino en mi coche para que asi hablaramos de nosotros despues de tantos años sin vernos, en el trayecto que hize que durara casi 30 minutos debido a mi necesidad de complacer a mis ojos de semejantes piernas que estaban en el asiento de al lado, cruzadas con el muslo hacia mi lado....y que muslo!!! Nos contamos por encima casi todo lo importante, aunque lo q mas nos ocupo fue el terreno sentimental, ella tenia un novio q estaba en Madrid trabajando y que por eso no habia venido a la boda, y que llevaban mas de un año juntos y que lo estaban llevando muy bien a pesar de la distancia.Palabra tras palabra llegamos al restaurante y nos sentamos juntos en la ...
«1234»