1. Pequeño sumiso: Vendido


    Fecha: 08/11/2018, Categorías: Dominación, Autor: fervizcon, Fuente: SexoSinTabues

    estaba ebrio, lo hacía sentir inseguro y le daba miedo, mucho más cuando comenzaba a gritarle a su madre. Ésta no era diferente, era una mujer extraña que no mostraba ningún sentimiento, excepto cuando le gritaba a su padre, solo en ese momento mostraba su lado más cruel y decía cosas horribles. E*** salió de abajo de las cobijas mirando a la puerta, tenía miedo y esperaba que alguno de sus padres entrara gritando, pero no fue así, ninguno de los dos entró y durante un segundo todo quedó en silencio. Salió de su habitación y bajó a la cocina, estaba vacía, no había nadie, inspeccionó la casa de una sola planta en busca de sus padres y no los encontró, la alegría lo invadió, sería otro de esos sábados sin que ellos estuviesen; había pasado durante los últimos meses, sus padres simplemente desaparecían y él se quedaba solo. Era alrededor de medio día y sus padres aún no aparecían, hacía calor, era el verano y el sol quemaba como nunca, su casa no tenía aire acondicionado y E*** se estaba quemando en el porche, tenía una camiseta de tirantes demasiado vieja y casi transparente por donde se podían ver unos pezones rosados y delicados, unos shorts ajustados demasiado viejos y unas sandalias que dejaban ver unos suaves pies. Sabía que sus padres no aparecerían durante todo el día y no le importaba, era sábado y todos los niños iban a la alberca municipal a disfrutar el agua y olvidarse del calor y él había hecho lo mismo los últimos fines de semana, siempre llegaba a tiempo para ... ver a sus padres llegar, no sabía en dónde habían estado, pero no le importaba, lo único que quería era ir al agua. Ahí estaba, como cada sábado de los últimos meses, al verlo sintió como su pene crecía dentro de sus shorts, era muy excitante verlo cambiarse frente a todos esos otros niños, pero él era especial, su cabello rubio lo excitaba de una forma incontrolable, la idea de tocar ese cuerpo delgado y lampiño era muy fuerte, lo deseaba y lo haría suyo de alguna manera. Observó como el niño se desnudaba lentamente, incluso parecía que lo había para él, su camiseta estaba vieja y dejaba ver unos rosados pezones muy pequeños, casi en desarrollo, lentamente se la quitó y dejó ver su suave torso, era delgado y eso lo excitaba más, en su mente se revolvían las ideas de como lo poseería. Se quitó esos apretados shorts y dejó ver un bóxer apretado que debía tener hacía mucho tiempo, se veía igual que su camiseta, desgastado y transparente. Un Pinchazo hizo que su pene saltara, estaba húmedo, podía sentir como ese líquido pre seminal lo cubría, pero no quería perderse la mejor parte. Observó al niño una vez más y lo deseó, tenía unas piernas delgadas y lampiñas y sus pies eran delicados y perfectos, era algo de lo que más le gustaba, esos lindos pies, quería olerlos, lamerlos y correrse en ellos, los deseaba. El niño entró al agua y comenzó a jugar con otros niños que no le interesaban, entonces percibió algo detrás de él – ese es mi hijo – un hombre que parecía un vago estaba ...
«1234...»