1. Una sorpresa


    Fecha: 24/11/2018, Categorías: Sexo Interracial, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Asistí a una fiesta del trabajo y después de un trago perdí mis inhibiciones. Me di cuenta que algo no estaba bien y decidí irme. Un obrero negro me pidió que lo llevara. Mi carro estaba estacionado en una zona oscura. Pregunté a mi compañero de trabajo que adonde lo llevaba, y sin mediar palabra me beso en la boca. Fue un beso delicioso, ardiente, apasionado y no me opuse, de hecho me excité mucho. Después de un minuto besandonos oímos un ruido y encendí el auto. Volví a preguntarle donde lo llevaba y repitió: A tu casa. Arranqué y el soltó su pantalón y tomando mi mano me hizo agarrar con ella su pene, mientras el acariciaba mis muslos. Noté que su sexo era mucho más grueso y largo que el mio y lo miré, desee ser mujer. Al estacionar en casa volvió a besarme con lujuria, además sus manos ahora acariciaban mi cuerpo. Nunca había tenido sexo con otro hombre, pero aquello me gustó mucho. Bajamos y al entrar a casa el volvió a besarme con deseo, pero ahora empezó a desnudarme y yo a el. Fuí a la ducha para calmarme y el me siguió, para calmarlo me arrodillé ante él y lo satisfice oralmente, fue algo muy rico. Al terminar me llevó a mi habitación y acostandome boca abajo abrió mis piernas y besó lujuriosamente mi ano. Yo gemía como loco de deseo, sentí como hundía uno de sus dedos en mi ano, me preguntó por lubricante y le dije donde tenía. Luego de un rato me ... penetro, fue muy tierno y sensual, al ver que me dolía retrocedía. De pronto mi cuerpo se habrió. Sentí un desgarre interno y un fuerte dolor punzante y di un grito. Mi cuerpo empezó a moverse con lujuria y el a poseerme, y tuve el orgasmo más fuerte, intenso, y delicioso de mi vida mientras me cogía. Yo no podía controlar ni mi cuerpo, ni mis gemidos. Al sentir que eyaculaba tuve un nuevo orgasmo y empecé a llorar sin saber por qué. Ramón me beso con ternura y me dijo que me quería, me deseaba mucho y que ahora sería su mujer. Esa noche copulamos 5 veces más y el fue muy tierno y sensual. Al pararme en la mañana me abrazó por detrás tiernamente frente al espejo y me dijo: Mira que linda pareja hacemos, pero tenemos que depilarte. Miré y vi sus negros brazos y manos acariciando mi nivea piel y asentí. Nos hicimos amantes. Después de un mes un Psiquiatra que había ido a la fiesta se me acercó y preguntó como iba mi relación con Ramón, me sentí avergonzado y el rió y dijo: Yo puse un deshinibidor en tu trago en la fiesta en tu bebida y en la suya, vi que él te miraba mucho y supe que te deseaba, al deshinibirte te hice vulnerable a sus deseos y se que son amantes, el es tu macho. Me dio una tarjeta y me dijo: Llamame, quiero saber como te sientes y ayudarlos a ser una pareja feliz. Le conté esto a mi amante y él me pidió que hicieramos una cita. Ahora estamos esperandola.
«1»