1. Mi primer contacto con el sexo


    Fecha: 29/11/2018, Categorías: Primera Vez, Masturbación, Tabú, Autor: Lujuria, Fuente: xHamster

    No estoy muy seguro de poder decir mi edad de la primera vez que tuve contacto con el sexo así que no lo diré, por lo menos no directamente, así que presten atención y saquen cuentas…Yo tenía dos años cuando murió mi padre, les estoy hablando del año de 1988, así que, al verse sola, mi madre regresó a la casa de sus padres, lo que no tiene nada de raro acá en México pues es muy común ver hasta dos o tres familias viviendo en la misma casa, y el hogar de mis abuelos no era la excepción.Por aquel entonces vivían, aparte de mis abuelos, una prima lejana de mi madre, su esposo y dos hijos, Mario y Carlitos, ninguno mayor de diez años, corrimos con suerte pues hacía tan sólo unas semanas, Hermelinda, sobrina de mis abuelos, acababa de marcharse a su nuevo hogar después de pasar casi veinte años con mis abuelos, tuvimos suerte pues cuenta mi madre que mi abuela ya tenía prometida las habitaciones para un pariente que vendría de Yuriria.Duramos poco más de cinco años en esa habitación, mi madre, mi hermano y yo, mi abuela nos la había dejado por ser la habitación más grande ya que teníamos un montón de cosas que meter, pero todo cambió cuando mi tío Rufino dejó a mi tía Socorro con sus cinco niños: Alex, Felipe, Enrique, Rocío y Laura, ¿y a que no saben a dónde fueron a meterse? Pues sí, a la casa de mis abuelos…Cuando uno es niño por lo general no se preocupa por cosas como el que tu madre no tenga trabajo, o que no tengas nada qué comer, todo es diversión y diversión sin fin, ... hasta este punto me siento muy agradecido con la vida por haberme dado una infancia tan feliz al lado de mi familia, pero todo esto cambiaría para mejor un maravilloso viernes.Cómo olvidarlo si, hasta ese momento, ha sido uno de los mejores días de mi vida, acabábamos de llegar de la escuela, todos íbamos en la misma primaria ya que tan sólo se encontraba a diez o quince minutos caminando desde el hogar de mis abuelos, no tendríamos que preocuparnos por la escuela hasta dentro de unos días y el sol brillaba tanto que casi parecía sonreír, ni siquiera nos m*****amos en cambiarnos el uniforme escolar, solamente arrojamos las mochilas a nuestras habitaciones y a la calle, no sé de donde carajos sacamos un viejo y desinflado balón pero al poco rato ya habíamos formado dos equipos y jugábamos futbol.Como ya dije mi tía Coco tenía cinco hijos, y con sus quince años encima Alejandro era el mayor de todos nosotros y por lo mismo él ya iba a la secundaria así que su hora de salida era mucho más tarde que la nuestra, a veces íbamos a esperarlo todos juntos pero esta vez se nos pasó el rato jugando por lo que apenas lo vieron venir y sus hermanos corrieron a su encuentro, pero esta vez venía diferente, como más sonriente, no sé, siempre he sido bueno notando ese tipo de cosas aunque la mayoría de las veces no comprendo de qué significan sino hasta más tarde, pues bien, Alex nos llamó a todos a la casa, excepto las niñas, dijo que “estaban prohibidas” pero Rocío y Laura hicieron berrinche ...
«1234»