1. La Despedida de Solteros (el principio)


    Fecha: 04/12/2018, Categorías: Lesbianas, Voyerismo, Autor: sandritamdq, Fuente: xHamster

    La Despedida de Solteros (el principio)Para sorpresa de nuestras familias y amigos, con Pablo decidimos casarnos, a pesar de que apenas habíamos estado menos de ocho meses jugando a ser novios.Nos dedicamos a los preparativos de la boda, bien simple nomás y al acercarse la fecha llegaron también las famosas despedidas de solteras y solteros.Mis amigas organizaron ir a un club nocturno donde bailaban strippers. Y la misma noche los amigos de Pablo organizaron un asado en la casa de uno de ellos, aunque todo el mundo sabía que también habría strippers, pero femeninas.Llegado el día, me vestí con unos bonitos zapatos de tacos altos para realzar mis largas piernas, una minifalda negra bien ajustada que me marcaba bien la cola y un top negro bien ceñido, que me realzaba bastante mis redondas tetas. Noté que la tanga me m*****aba, ya que la concha me ardía un poco. Supongo que era porque, con tanta vorágine del casamiento, hacía casi una semana que no cogía con Pablo. Así que decidí ir sin nada debajo.Mis amigas me pusieron unas orejitas en el pelo y un pompón blanco en la cola, al mejor estilo “conejita”, cenamos en la casa de una de ellas y luego nos dirigimos al boliche para ver desnudarse a los strippers.Una vez ahí seguimos tomando algunos tragos y gritándole barbaridades a los musculosos que hacían su show arriba del escenario. Hasta que comenzaron a preguntar quién estaba por casarse y entonces me hicieron subir al escenario. Tres strippers me rodearon y empezaron a bailar ... moviéndose sensualmente, apenas vestidos con unos pequeños taparrabos, frotando sus bultos bien grandes y endurecidos contra mi cuerpo.Comencé a calentarme muy mal, sentía que mi concha se humedecía y en cualquier momento era capaz de acabar en un orgasmo, solamente de verlos alrededor mío y sentir sus pijas duras restregándose contra mi cuerpo. A uno de estos chicos en especial se le notaba tremenda herramienta bajo el slip.De repente me hicieron inclinar sobre el respaldo de una silla y uno de ellos me sujetó las manos por delante, inmovilizándome. Otro comenzó a acariciarme las piernas desde los tobillos, subiendo por los muslos y el de la verga más grande simplemente me levantó un poco la falda, creyendo encontrarse aunque fuera con una breve tanguita.La sorpresa fue grande para todo el mundo, al ver mi cola al aire y mi conchita depilada bien expuesta, ya que había separado mis piernas para mantener el equilibrio. Mis amigas y todas las mujeres presentes comenzaron a gritar desaforadas, pidiendo a los strippers que me cogieran allí mismo, con todo ese público femenino observando y disfrutando del espectáculo.El que venía subiendo por las piernas se dedicó a tocarme suavemente la rajita y a acariciarme el clítoris, pero sin abrirme los labios ni meter un dedo. De a poco sentía que me iba humedeciendo cada vez peor, ya estaban por empezar a chorrear mis flujos si seguía así.Cerré los ojos y comencé a jadear muy despacio, pero por supuesto, nadie lo notó porque los aullidos ...
«123»