1. En el hospital


    Fecha: 04/12/2018, Categorías: Transexuales, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Esta es otra de las aventuras que me tocò vivir despùes de mi operaciòn, cuando pasè a ser a primera vista, una linda chica, los que tuvieron la oportunidad de conocerme mas a fondo encontraron una sorpresa entre mis piernas, mi polla pequeñita aveces no fue notada por algunos que todavia se creen que se follaron a la puta de su vida, pero no fuè asì en realidad, la verdad es que se follaron a un transexual, que nunca se decidio a operarse del todo..... La ventaja de mantener la polla es que en qualquier situaciòn saben los que te encuentran que eres una puta, porque alguien que se puso siliconas en el cuerpo y se lleno de hormonas para ser una mujer es porque le gustan los hombres con sus pollas lo mas duras posibles, no hay que explicar nada, ya saben lo que eres y lo que te gusta, y a mi me gusta mucho, no me he arrepentido como otras de mis colegas de trabajo en las calles, a 30 años y mas de 10 de mi nuevo cuerpo estoy puedo decir contenta de sentirme deseada... A los 22 años me dio un ataque de apendicitis, y termine en el hospital, no sabian donde ponerma si en la sala de las mujeres o en la de los hombres, me pusieron en la de los hombres, pasaron los doctores a verme y dijero que me tenian que operar, pero que tendrìa que espera algunos dìas, mientras tanto quedaba en el hospital, al principio me habian puesto en una sala donde habìan otras tres personas, pero despùes me pasaron a una que tenìa nada màs que dos camas, pasaban los enfermeros y enfermeras que me ... hacìan los analisis necesarios, yo vi que uno de los enfermeros que no era muy joven , tendrìa unos 50 mas o menos, pero parecìa un buen tipo, me miraba con mucha atenciòn, sobre todo a mis tetas siliconadsas, todos tienen ganas de tocarlas para ver como son, en un momento que mi compañero de sala se habìa alejado para hacer unos analisis apareciò puntualmente el enfermero, para hacerme una injecciòn, me di vuelta y me puse en posiciòn, dejando mi culito al aire, me bajo el tanga que siempre uso, y sentia como respiraba, me hizo la injecciòn freotando suavemente las nalgas, mientras yo paraba el culo y abrìa y cerraba mi agujero, me dijo que me tenìa que medir la fiebre, asì que me abrì la camisa dejando ver un poco mis tetas para meter el termometro, y en ese momento llego la otro persona y se fue. El dia despùes pasaron la otra persona a otra sala asì que quede sola solita, vino el enfermero con un doctor y un ayudante porque me querìan revisar, me hicieron desnudar, me preguntaron quantas y que hormonas habìa usado y otras preguntas de ese tipo mientras me desnudaba, el enfermero se mordia los labios y yo lo veìa, cuando se fue el doctor me dijo que volverìa para ver si necesitaba algo, cuando sentì que entraba me puse boca abajo y me hice la dormida, pero habìa bajado la sàbana dejando casi todo el culo afuera ,de los pasos calculè que no venìa solo, me quedè unos minutos asì y sentì en el silencio de la sala el ruido de que se estaban masturbando, haciendome la dormida bajè ...
«12»