1. Él te acecha (1)


    Fecha: 31/12/2018, Categorías: Fantasías Eróticas, No Consentido, Autor: Fernán, Fuente: CuentoRelatos

    Estaba en un callejón, tenía todo listo, un trapo con cloroformo, una cuerda y demás juguetes para hacerla gemir como puta y hasta un lugar donde no nos molestarían por mucho tiempo. Era ya de madrugada, cuando la vi pasar, se llamaba Gabriela, una chica de en sus 20 años, de estatura promedio, cara de traviesa, cabello largo castaño, de senos pequeños y complexión delgada, con unas piernas grandes y formadas, con el mejor culo que podía pedir para mi primer víctima, la seguí por unos minutos en mi coche, y cuando vi la oportunidad salí de no carro, la tome desprevenida por la espalda, sintiendo su delicioso culo en mi entrepierna, con el trapo listo la deje inconsciente muy rápido, la cargue y la metí a la cajuela de mi coche, sin antes primero sentir ese delicioso culo que al hacerlo me emocione demasiado. Al llegar al lugar fui veloz, la saque de la cajuela aun inconsciente, la desnude por completo, en mi lugar preparado tenía una cama grande de metal con una colchoneta, puse sus piernas sobre su cabeza y con la cuerda la sujete al igual que sus manos, su coño y su culo estaban a mi disposición, sus lindos senos pequeño tenían unos pezones pequeños pero divertidos de morder, le vende los ojos para que no me viera y empezó con eso mi sueño. Al despertarla trato de zafarse, forcejeo y empezó a decir, "no me lastimes, déjame ir" yo disfrutaba viéndola tan indefensa, le dije en voz clara "has lo que te diga, si te quejas no volverás a ver la luz del sol pero si cooperas te la ...
    pasaras bien putita" ella con la cabeza me dijo que si y lo último que dijo fue "si pero no me lastimes" saque mi verga del pantalón, estaba a reventar y la coloque en sus labios, de golpe la metí, me cogía su boca, su saliva brotaba y escucha como en ocasiones se atragantaba y hasta se ahogaba, lloraba de lo asustada que estaba pero no dijo nada, no tarde en correrme en su boca, saque mucho semen y le dije "trágalo y saca la lengua perra" se lo paso sin titubear, al sacar la lengua la bese, se resistió un poco pero era una putita sumisa. De entre los juguetes que prepare saque unas líneas y un látigo para azotar su redondo culo, un juguete anal muy ancho y el vibrador más fuerte que conseguí, cuando le puse las pinzas en sus pezones solo gimió de dolor, pero al colocarle el juguete anal grito, con el látigo la castigue, sus nalgas bailaban con mis golpes, me detuve cuando se puso y seguí con su coño, estaba depilado y húmedo, seguí con el vibrador, lo puse al máximo sobre su clítoris, le puse una mordaza en la boca para que solo gimiera, al sentir las intensas vibraciones no paro de gemir hasta que su coño se volvió una fuente, metí mis dedos en su húmeda cueva, dos hasta meter mi puño entero, ella gemía y gemía hasta que se orino del placer, me detuve con mi puño para probar algo que vi en internet, saque una máquina que generaba una leve corriente y tres conectores en forma de pinzas, dos para sus teta y uno para su clítoris, la encendí y ella no paro de quejarse, con el ...
«12»