1. La primera sesión de una sumisa


    Fecha: 07/01/2019, Categorías: Dominación, Autor: Galan45bcn, Fuente: SexoSinTabues

    ¿ Cómo es la primera sesión de una sumisa ? Esta pregunta se la hacen cientos de mujeres cuando leen relatos o historias de sumisión. Para despejar dudas, aquí teneis una descripción de como sería esa primera sesión con una sumisa novata. Una primera cita con mis sumisas suele ser siempre light, tranquila, para que ella se acostumbre a su amo y pille confianza. Esto último es importante de cara a las siguientes sesiones. La sumisa debe confiar en mí, pero para ello es importante que en la primera cita se encuentre a gusto conmigo. La pongo siempre delante mío, con las manos pegadas al cuerpo, y mirando al suelo. Le explico con cariño pero con firmeza que es mi sumisa, y que debe entregarse a mí. La observo de arriba a abajo, y le pregunto si está nerviosa, si está excitada. Siempre están nerviosas y excitadas en la primera cita. Muy nerviosas y muy excitadas. Comienzo a quitarle la ropa, no le dejo moverse. Una vez desnuda, vuelvo a observarla, de arriba a abajo. Ella debe vencer su vergüenza inicial. La acaricio suavemente, culo, espalda, piernas, y pellizco sus pezones. Primero suave, luego más fuerte. La miro a los ojos mientras lo hago, para que así entienda que yo soy su amo y que pellizco sus pezones porque me pertenecen. Bajo una mano y acaricio su chochito, ya mojadito, mientras continuo mirando sus ojos. Intento siempre intimidarla, que se siente invadida. Debe comprender que es de mi propiedad. Le ordeno que se ponga a 4 patitas en la cama, y así lo hace. Acaricio ...
    su culito, y su coñito, meto mi dedito dentro, para calentarla, para ponerla cachonda. Y entonces la zurro. Zas ¡¡¡, en el culo. El primer azote la pilla de sorpresa. La azoto flojito, es su primera tanda, y le pregunto si le duele. Voy subiendo la intensidad y la fuerza, buscando su nivel, que al principio siempre es bajo. Cuando lleve 3 meses conmigo le azotaré mucho más fuerte y más veces. Cada 2 o 3 azotes acaricio su chochito, y paso mi manita por su ano, donde pongo cremita para que deslice. Agarro un consolador, y lo introduzco en su coñito. Lo meto y lo saco, mientras vuelvo a pellizcar sus pezones otra vez. Ya gime. La oigo gemir, a mi sumisa novata. Es su primera cita, yo aun estoy vestido y ella ya está gimiendo. Vuelvo a su culo. Me pongo lubricante en las manos, e introduzco mi dedo corazón por su ano, hasta el final. Si no está muy acostumbrada al sexo anal, le pregunto si está bien, si le duele que la penetre el culito. Si he puesto suficiente cremita, y lo hago con cuidado, ella no tiene porqué sufrir. Trabajo convenientemente su ano, mientras continuo moviendo el consolador en su vagina. Noto que mi alumna ya está cachonda perdida y muy excitada. Poco a poco voy desnudándome, sin dejar de jugar con ella. Alterno los pellizcos en los pezones con los azotes en el culo, sin sacar el consolador, y dilatando su culito. Si ella tiene un plug anal, lo utilizo. Si no, sigo usando mi dedito. Una vez desnudo, me acerco a su oído y le digo suavemente: "Ahora, sumisa, tu ...
«12»