1. Mi esposa y su ex pareja


    Fecha: 08/01/2019, Categorías: Fetichismo Autor: carlostompson, Fuente: xHamster

    tragò su corrida. Esto le produjo a Axel un inmenso alivio, aunque mi esposa habìa quedado excitada. Por ello, en cuanto comprobaron que en la ruta no pasaban vehìculos, (hay ciertas zonas de Argentina, especialmente en el centro y norte del país, que son verdaderos desiertos donde se ve solo un automóvil cada media hora viajando por allí) aparcaron el auto al costado del camino y mi esposa se recostò en el asiento de atràs. Allì lo hicieron al estilo misionero y luego de haber logrado el orgasmo siguieron viajando. Cuando ella terminò sus relatos, sentì una tremenda envidia debido a que me hubiera gustado estar en el lugar de Axel, pero extrañamente al mismo tiempo sentìa una gran admiraciòn por la tremenda potencia sexual del caboverdeano. Admiraciòn que se transformò en una terrible excitaciòn morbosa y deseos de ver a Susana follando con su ex delante mìo.Durante años yo habìa escuchado hablar maravillas acerca de los afroamericanos, pero pensaba que se trataba solo de un mito sexual, potenciado por las pelìculas xxx que en varias ocasiones, dan una imagen exagerada o distorsionada de la realidad. Sin embargo, todas estas anègdotas, y muchas otras que Susie me fuè contando, solo lograron que yo confirmara mis sospechas acerca del tremendo potencial viril que poseen la gran mayorìa de los afroamericanos y Axel no era una excepciòn. Èl jamàs tuvo problema alguno para excitarse y mantener la erecciòn pese a las diferentes situaciones en que se encontraban, que generarìan a ...
     la gran mayorìa de los hombres, algùn que otro grado de estrès o ansiedad. Antes de que Susie y Axel rompieran definitivamente su relaciòn, pasaron por una serie de rupturas y reconciliaciones, que no impidieron su alejamiento definitivo en esa època. Una de las ùltimas veces en que habìan decidido tomarse un tiempo, Susana y yo comenzamos a salir de copas y a coquetear; nada màs que eso. Ella me contò que las cosas con su pareja no estaban nada bien y que hacìa unos 5 meses que se negaba a tener sexo con èl. Cada lunes, cuando nos encontràbamos en el trabajo, a sabiendas de que habìan pasado el fin de semana juntos, yo le preguntaba si habìan tenido sexo. Durante varias semanas ella me decìa que no lo dejò ni siquiera que la acariciara. Pero yo sospechaba que esa situaciòn no iba a durar. Notaba a Susie tremendamente excitada y su novio estaba como loco. Un lunes ella me dijo que habìan ido a un parque a tomar sol y que Axel, al verla en bañador, se habìa puesto tan cachondo que deseaba tener sexo allì mismo. Varias veces tratò acostarse sobre ella, para tener sexo, mientras Susie tomaba sol en su reposera. A pesar de que no habìa demasiadas personas cerca, y podrìan haberlo hecho allì mismo, Susie lo rechazò y regresò a su casa. Pero para fin de semana siguiente, su voluntad se viò quebrada. Susana estaba mirando televisiòn recostada sobre la cama, cuando Axel se recostò a su lado. Èl acariciò sus senos por debajo de su playera y eso fuè todo lo que Susana pudo resistir. Le ...