1. Andrea CD: La Primera (1ª Parte)


    Fecha: 09/01/2019, Categorías: Fetichismo Primera Vez Masturbación Autor: BloqNumVLC, Fuente: xHamster

    Ha pasado mucho tiempo desde aquel lejano día en que tuve ocasión de poder quedar por primera vez. Hasta entonces me dedicaba a ver sobre todo fotos de Chicas CD en lencería, con tacones, en posados,… Hasta empezar con esta atracción que me producían las chicas crossdressers y travestis dedicaba mi tiempo de ocio en internet a la contemplación de mujeres maduras que siempre han sido mi vicio más secreto. En las típicas páginas de amistad tuve ocasión de quedar y conocer a algunas. En el primer año en que comencé a vivir de forma independiente tuve una frenética actividad y tuve ocasión de conocer a casi una decena de ellas. El mejor recuerdo lo guardo de una valenciana de 55 años y de una mujer boliviana con un cuerpo espectacular que tenía 57 años. Sigo dentro de mí el gusanillo de poder llegar a conocer alguna que supere esa edad.Pero como decía, cada vez me fascinaban más y más las chicas crossdressers. Empecé a frecuentar chats de travestis en los que buscaba poder encontrarme con alguna con la que cruzar alguna conversación y llegar a conocer. En este tipo de chats lamentablemente encontrar una Chic@ equivale a encontrar una aguja en un pajar. Al margen que en muchas ocasiones nunca sabes si la persona que está al otro lado es una crossdresser o sólo alguien que fantasea con una conversación que le ponga caliente y con la que desperdiciar una corrida.Tras meses de intentos baldíos en conversaciones que naufragaban en la nada, comencé a conversar con Andrea CD. ...
     Estuvimos hablando durante varios días. No lo recuerdo exactamente pero en tiempo rondaría los diez días. Un viernes me preguntó directamente si quería conocerla. Me quede en blanco y sobrecogido porque nos sabía que decirle. Tenía muchas dudas. De hecho las tenía todas. Estuve unos minutos prolongando la conversación mientras meditaba la respuesta.- “Si quieres superar esas dudas y temores, tienes que conocerla. Es la única manera de saber si sólo soy un indeciso o quiero conocer y experimentar sensaciones nuevas y diferentes”.Le dije como organizarlo. ¿Intercambiamos los teléfonos? Cuándo? ¿Dónde?... Yo no tengo sitio… Puede que sonase a excusas pero era la cruda realidad. Andrea me pasó su teléfono y yo a ella el mío. Me dijo si podía el sábado por la tarde. Imposible. Trabajaba…En un arrebato le dije que si le vendría bien el domingo por la tarde. La respuesta fue contundente: “Sí”.– “Pero avísame el domingo a mediodía para tener tiempo para prepararme. Necesito al menos dos horas de tiempo.Así quedamos. Antes de sentarme a la mesa a comer le mande un mensaje con las piernas temblando como tiembla un flan al dejarlo en la mesa.- “¿Sigue en pie la cita”?.- “Claro. Termino de comer y comienzo a arreglarme”.Me sentía genial al leer aquel mensaje. Iba a arreglarse para conocernos en su casa. Estuve leyendo el mensaje una y otra vez... Me dijo que al salir de casa la llamase y me daría la dirección de su apartamento.A las tres y media salía de casa. Me fumé un cigarro en un punto ...
«12»