1. Descubrí que mi sobrino era todo un putito a sus 8 años pt 27 (2 de 2)


    Fecha: 09/01/2019, Categorías: Gays Autor: relojde1988, Fuente: SexoSinTabues

    la segunda parte de este relato... lean la primera por si no le entienden http://www.sexosintabues.com/RelatosEroticos-30847.html pero mama me dio una cachetada y me dijo que lo digiera mentiras… y me dio otra para que no le digiera a papa, porque el me pegaría más si inventara cosas… - Carlos – y cuando me encontré un día a solas por los terrenos a Jacinto el me dio unos putasos (golpes fuertes) en la panza por chismoso… me llevo de a la fuerza a unos matorrales y me cogió de nuevo, ahora sin mucha saliva… no tardaba mucho… solo se tumbaba sobre mi… y me dejaba el semen dentro… _________________________ Cuando desperté… el atardecer se veía anaranjado, de esos días de calor… y viento suave que movían los arboles… Recordé un poco de lo que había soñado… yo estaba tumbado boca abajo con una trusa negra solamente y Santiago el chico de 14 años que cuidaba de los caballos... me mordía las nalgas por encima de la trusa y trataba de llegar hasta mi ano… jugaba con mis nalgas… Me fui al baño con una erección en camino a lavarme la cara… me puse un short blanco que transparentaba un poco mi calzón… y baje a la sala… mi hermano estaba viendo la tv con Leandrito acostado, con su cabecita sobre el pene de mi hermano… ambos con ropa… mire el reloj y eran las 6 de la tarde… - Carlos – sírvete un poco de comida… para que recuperes fuerzas… - Rodrigo – si claro… Me serví un poco y me lleve el plato al sofá a un lado de mis familiares… comí con mucha hambre tanto que me serví 2 veces… Le ...
     acariciaba las piernas de vez en cuando a Leandrito… con mucho cariño… él me sonreía mientras mi hermano le daba masajes en su cabecita, revolviendo su cabello… - Rodrigo – oye, ¡no manches! Soñé que Santiago me comía el culo… - Carlos – jejeje has de ser puto. Pues… pues cuando quieras aquí te doy tu lechita también… - Leandro – ¿si tío…? te gusta que te cojan… yo si te cogería… - Rodrigo – no, no todavía jeje… este chiquito… pero de culo ancho… - Leandro – jajaja… ya vez como eres tío… Acabe de comer y me fui a sentar a fuera de la casa… pensando en que sería de mi ahora… que ya no quería regresar a mi casa… mis hijos… y todo ya sentía que esta aventura no tendría regreso… Ya el anochecer caía y se veían las primeras estrellas… con un cielo despejado… y un viento que amenazaba con hacer frio en la noche… - Carlos – oye hermano en que piensas… ya tiene rato que te saliste… - Rodrigo – nada en mi familia… y en mi trabajo deje todo en la ciudad… y no he hablado con mi jefe… - Carlos – pues aquí puedes tener trabajo… trabajamos juntos y las ganancias no serán iguales pero tendrás un buen sueldo… y que más quieres que vivir aquí… y si extrañas a la vagina de tu mujer… nos vamos de putas un día… si quieres… - Mientras me decía esto me abrazo con su mano por los hombros… - Carlos – por cierto… te calentó el culo, Santiago ¿verdad? Hasta se la mamaste… - Rodrigo – si cabron… no me había pasado… esto… tal vez ya quiero que me estrenen bien el culo… de tanto culo que he comido… porque ...
«1234»