1. Algo inesperado pero delicioso


    Fecha: 09/01/2019, Categorías: Confesiones, Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    ALGO INESPERADO, PERO DELICIOSO. (un caso real) Soy una mujer de provincia, una ama de casa común y corriente, nada especial. Las personas de provincia que lean este relato, sabrán que en muchos pueblos y regiones rurales de mi país y en algunas otras partes del mundo, el casarse virgen, es casi un requisito para la mujer; ese fue mi caso; me case virgen con un hombre codiciado por muchas de mis amigas y mi esposo á resultado ser un buen marido al que quiero mucho. El único detalle es que desde el principio ha sido celoso; en algunas ocasiones, llego a hacerme algunas escenitas de celos sin motivo que me avergonzaron, Y es por eso que esto que les platico fue una enorme sorpresa para mi y que marco un parte aguas en mi vida matrimonia Aunque nunca me cuide, durante los primeros 5 años de casada no quede embarazada. Es muy común en mi pueblo tener el primer hijo al año de casados y eso esperaba yo, pero pasaba el tiempo y nada, asi que deje de pensar en eso, aunque la gente nos criticaba por no tener hijos. Teníamos 3 años de casados cuando nos mudamos a un pueblo un poco mas grande que mi pueblo de origen, esto por motivos de trabajo de mi esposo. Cerca de dos años después el perdió ese trabajo y estaba en busca de otro. Era una tarde de viernes y estábamos mi esposo yo en casa viendo televisión, algo aburridos. Entonces el comento que fuéramos a comprar alguna bebida para tomárnosla juntos, ya que se sentia un poco inquieto por estar sin trabajo. Yo casi no tomo y el muy ...
    poco, pero esa ves se le antojó, tal vez tambien por el aburrimiento. Salimos y de paso el aprovecho para pasar a visitar a una persona que le había hablado de un trabajo. Pero cuando íbamos en camino pasamos por los portales de la plaza principal del pueblo y, en uno de los locales vi parado en la puerta de un taller de reparación de relojes a un sujeto que hacía muchos años me había pretendido allá en mi pueblo. De hecho, desde que era una chiquilla de 14 años este hombre me pretendía. Era un hombre mayor que yo como por unos 12 o 13 años. Nunca fue de mi agrado ni me simpatizó y por esa razón nunca le hice el menor caso, pero él me perseguía con insistencia; por falta de trabajo se fue del pueblo y deje de verlo, hasta esa tarde. Se nos quedó mirando con mucha fijeza mientras pasábamos a cierta distancia de él, y tuve el temor de que mi marido lo notara, aunque el no lo conocía, pero al ver la forma en que me miraba podría haberse molestado; pero no paso nada. Cuando llegamos al domicilio que mi esposo buscaba, resulta que aún no llegaba la persona que iba a buscar. Le dijeron que como en una hora llegaba y decidió esperarlo. Para esto me pidió que mejor me regresara a casa y que el se iba enseguida y de paso compraria lo que hibamos a beber. Me regresé a casa, pero el problema es que tenía que pasar otra ves cerca de donde estaba el taller de Alejandro, el sujeto que me perseguía y para mi desgracia, allí seguía en la puerta y, aunque trate de pasar lo mas lejos posible y ...
«1234...11»