1. Confesiones de unas compañeras de clases


    Fecha: 10/01/2019, Categorías: Confesiones, Autor: Notengocuenta1, Fuente: CuentoRelatos

    Esto pasó cuando estaba cursando quinto semestre. En ese entonces la universidad nos daba la oportunidad de realizar algún intercambio de materias a otras universidades afiliadas a la suya y no quería dejar pasar esa oportunidad aunque la lista que nos dieron a nuestra carrera era muy limitado no me decepcione pues estaría bien conocer otro estado y otros tipos de compañeros. En la lista había varias universidades de renombres otras no tan conocidas pero opté por quedarme en un lugar que tuviera alguna playa para pasar mis fines de semanas ahí. Escogí el bello Puerto de Veracruz y aunque iba ir por primera vez tenía que dar una buena impresión así que envié mi reporte al trabajo para darme el “OK” y no dejar algún pendiente en la escuela. Todo iba marchando bien. Sin queja del trabajo, la escuela nos despidió no sin antes dejar la universidad en lo más alto y listo, partí a mi destino. Cabe mencionar que llegando a Veracruz una vez estando en el aeropuerto sentí el detestable calor a más no poder, recuerdo llegue un viernes por la tarde y ya me estaba arrepintiendo pero ya no podía hacer nada, tomé un taxi, le di la dirección del departamento que había pagado meses antes de renta y a instalarme. El lunes tenía que presentarme en la división así que un fin sólo estando fuera del estado no era tan agradable así que esos días me decidí perder el tiempo ya sea en dormir u otras cosas menos importantes. Llegando el inicio de semana tomé mi mochila y a dirigirme hacia la nueva ...
    aventura que me tocaba, me presentaron todos los profesores en los dos salones que iba a cursar, los compañeros me resultaron agradables y si vi algunas que daban de que desear. Los días pasaron y las salidas eran frecuentes con ellos (sin dejar mis estudios claro) poco a poco me fui ganando la confianza de ellos y de un selecto grupo que parecía ser los populares. Entre ellas estaba Gaby una morena muy bien de cuerpo, su inseparable amiga Lizbeth (que casi parecían hermanas) Cindy una de baja estatura pero igual y me la chingana y Karli (tenía novio pero se me hacía muy zorra). Entre tantas salidas sabía que yo me limitaba y no iba abusar de ellas, siempre terminaba cuidándolas o algo por el estilo, siempre me invitaban en sus planes y casi siempre les decía que si para no aburrirlas. En una ocasión un jueves de intenso calor decidí llevarlas a donde me quedaba (cerca de Boca del Río) y pasamos a comprar en un Oxxo para después meterlos al coche de Gaby y llegar a mi departamento. Entre nuestros juegos, risas y comedia sabía que tenía que sacarle algo a ellas y así empecé con Gaby: “Qué bonito coche tienes Gaby, el mío no está tan nuevo pero aún arranca” se lo dije en forma de burla y ella me contestó “Si, lo que deja bailar jajaja” esas risas me abría a seguir preguntando, pero Lizbeth se interpuso “jajaja ajá, bailar” Yo sabía que ellas dos eran edecanes, cuando el Tiburón (equipo de fútbol) jugaba ellas iban al estadio y me las topé de vista un par de veces vestidas así. ...
«123»