1. La cápsula del deseo (01)


    Fecha: 10/01/2019, Categorías: Infidelidad Confesiones Autor: Slim Pantyhose, Fuente: CuentoRelatos

    Después de platicarlo por mucho tiempo con mi esposa, aceptó la propuesta mía y les explico de qué se trata. Nuestro departamento consta de tres recamaras, una de ellas la tenemos acondicionada como nuestra recamara principal, la otra como mi estudio y una más es en donde vamos poniendo todos los elementos como despensa y los elementos en donde mi esposa realiza las labores de planchado y arreglo de nuestra ropa. Ésta última recamara la dejamos habilitada como recamara para visitas. Mande quitar las puertas del closet y mandé colocar un espejo de dos caras, para que quedara como un espejo por fuera y por dentro es donde tengo completamente el panorama de lo que está pasando fuera del closet, esas ahora son las puertas del closet. Por dentro coloque una mesa pequeña, un sillón muy cómodo, una computadora. Hice la conexión de un circuito cerrado con tres pequeñas cámaras de video que me dan información de los distintos ángulos de la recamara así como una serie de elementos que me sirven como para estar ahí dentro mientras mi esposa se divierte con sus amantes en la recamara de manera normal, como si nadie más estuviera dentro de la habitación. La habitación quedo sencilla pero muy acogedora; una cama matrimonial con una cabecera en forma de corazón, dos burós, un sillón “Love Seat“, una cómoda con un espejo amplio, un tocador en donde puse un sistema de audio, en la pared una pantalla de 32 pulgadas y un par de cuadros en donde enmarco dos hermosas fotografías de mi esposa que ...
     mandé a ampliar en donde se muestra ella en minifalda una, y shorts la otra, pero mostrando sus delgadas, pero hermosas piernas en pantimedias. Un frigo bar que he procurado, siempre esté lleno de cervezas, refresco y pequeñas botellas de diferentes licores o bebidas, dependiendo de la ocasión. Porqué la acondicioné de esa forma? Sencillo de explicar. A mi esposa le ha quedado claro que en lo personal, me encantan los cuernos y ella lo sabe, esta es una forma de que ella pueda tener sus encuentros sexuales con sus amigos en un ambiente de comodidad y seguridad, sin tener que exponerse estando fuera de casa. Además de que en ese espacio yo puedo estar observando lo que ella hace o bien, lo que a ella le hacen sus amantes, así de simple. La confianza se fortalece y ella sabe que está permitido que ella tenga cuanto amante pueda, pero siempre y cuando yo esté enterado del tema, sin que ella tenga que esconderse. Claro, no todos los amantes saben de esta situación, solo ustedes, jajaja. Ella es secretaria y trabaja en una empresa que se dedica a elaborar diversos tipos de papeles. Su jefe, un tipo que anda por los cincuenta años siempre la ha pretendido y según ella me platica, siempre hace lo posible porque mi mujer esté muy cerca de él, para rozarla, o tratar de acariciarla. Un día, mientras cogíamos me platicó, me gustaría sacarle algo al viejo rabo verde de Simón (así se llama su jefe inmediato). Siempre me está jodiendo y la verdad es que me ha propuesto que me vaya con él ...
«123»