1. Un Casamiento Incestuoso. PARTE 2


    Fecha: 11/01/2019, Categorías: Incesto Autor: StefanCornelli, Fuente: SexoSinTabues

    Prologo: El incesto en casa de Claudia y su hijo Adriano seguía siendo cosa de todos los días; pero la confianza comienza a traspasar los limites, razón por la cual, Claudia descubre el intimo secreto de su hijo al cual lo sorprende desprevenido y lo deja…. La vida con mi madre seguía siendo increíble, a los ojos de la sociedad éramos simplemente una madre y su hijo. En la intimidad era todo lo opuesto que puedas imaginar; en casa éramos un verdadero matrimonio incestuoso. Pero ante todo, lo importante era que mi madre y yo nos apoyábamos en todos los sentidos; Hacíamos muchas cosas juntos. como por ejemplo ir al supermercado; le ayudaba con las bolsa de la compra, ayudar con la limpieza de la casa y lo que hiciera falta, por mi parte yo seguía con mis estudios y mi madre por su lado en la oficina como la mujer responsable de sus deberes en la oficina. La verdad admiraba mucho a mi madre por ser una gran luchadora. En ocasiones salíamos a cenar en algún restaurante, ver pelis en casa. Sinceramente nuestras vidas eran maravillosas…la pasábamos muy bien; y siempre juntitos como dos enamorados… Que puedo decir…nos amábamos muchísimo como madre e hijo y como pareja. En lo sexual; el sexo con mi mami era cosa de todas las noches, también me enseñaba todo lo relacionado con el sexo. La verdad lo tenia todo, una maestra de sexo exclusiva para mi; Y yo joven con las hormonas a tope, era lógico que todos los días nos metiéramos varios polvitos incestuosos. Además a mami tenia que ...
     darle polla y lechita, me lo exigía como hembra. Me encantaba que mi madre fuera así conmigo, me sentía muy enamorado de ella y ella de mi. Y por las noches mami solo se quedaba en tanguita y sujetador mmm me excitaba ver como se le marcaba toda la vulva con los tanguitas. Y mami me admiraba en calzoncillos. Y así tal cual cenábamos. y se volvía repetir a la mañana siguiente. Había días que se ponía babydoll, bodys y picardías; otras se ponía solo tanguita. Me excitaba mucho ver a mi madre paseándose en ropa interior y marcando la concha con la tanga. Además había días que se compraba lencería nueva y siempre estaba provocando con sus diferentes conjuntos de tanguitas y sujetadores. Y si coincidíamos nos cambiamos de ropa juntos… Lo único que hacia era buscar mi polla y yo su rajita. Había días que follábamos por la mañana al despertar, después del polvito nos duchábamos, me quedaba loco admirando su húmeda vagina. eran dos labios preciosos y depilados, era la vagina que me dio a vida…Eso me excitaba sobre manera. Después de la ducha nos secábamos los cuerpos entre los dos y nos vestíamos; Mami con su ropa intima y yo con la mía. El caso es que me gustaba verla poniéndose sus salva-slip en sus bragas…Era lo mas fuerte para mi. compartir tanta intimidad con una mujer a sabiendas que era mi querida madre, lo hacia mas excitante. Y en muchas ocasiones le pedía que se pusiera la lencería que yo eligiera. yo mismo me encargaba de escogerla… A veces le daba los tanguitas mas diminutos. ...
«1234...7»