1. Maby, la hermana de mi jefe


    Fecha: 11/01/2019, Categorías: Anal Confesiones Autor: Gabriel351, Fuente: CuentoRelatos

    Esto sucedió cuando tenía 24 años, estaba trabajando en una importante empresa, en un sector donde todos éramos hombres, hasta que llegó a cumplir tareas administrativas Mabel. Ella era la hermana de mi jefe, 32 años, viuda y dos hijos de 10 y 8 años. Al principio se estableció entre ella y nosotros un trato algo distante, pero en la medida que se fue transcurriendo el tiempo comenzamos a tener un mayor acercamiento, aunque ella se mostraba distinta cuando su hermano estaba cerca, él era bastante “cuida” de la hermana e intentaba que mantuviésemos distancia con ella. Mabel era una mujer, de baja estatura, 1,55 m., no muy linda de cara, de piel morena, de senos medianos, pequeña cintura, y una diosa desde ahí para abajo, excelentes caderas, con una cola muy redondeada y parada y unas piernas espectaculares, las que lucía a pesar del control de mi jefe con unas minifaldas que eran una locura. Yo establecí una buena relación con ella, pero estaba un tanto confundido ya que por momentos la deseaba de la cintura para abajo y no para arriba, esa sensación era la que compartíamos todos en la oficina, así que no entendíamos el control que mi jefe ejercía sobre ella. Yo debía ser el que más la conocía ya que en los ratos que pasábamos juntos charlábamos bastante, ella había enviudado hacia un año, pero hacía rato que había dejado de guardar luto, criaba a sus hijos, y volvió a trabajar para cubrir ciertas necesidades económicas, salía con un par de amigas que tenía, ambas estaban ...
     separadas, e iban al cine, al teatro y a bailar, por lo que no se me pasó nunca por la cabeza que ella no saliese con tipos, no la consideraba ese tipo de mina, y además se trataba de una mujer con algunos atractivos que no podían pasar desapercibidos a pesar de no tener un rostro muy atractivo, ella era seductora en su manera de ser y sin el control del hermano disimuladamente provocadora, por ejemplo no se cuidaba en absoluto cuando usaba minifaldas en lo que mostraba , y el otro atractivo, su cola, ella se encargaba de moverla provocando admiración, eso siempre lejos de los ojos de su hermano. Yo tenía una buena relación con él así que zafaba un poco del control. Llegó el verano y poco a poco fuimos tomando las vacaciones, Mabel ya se había tomado los pocos días que le correspondían, en la misma fecha que yo, pero yo volví unos diez días después que ella. Al volver fue mi jefe el que se tomó vacaciones y yo ejercí el cargo digamos de jefe hasta su vuelta, estamos dando los últimos retoques a un trabajo que era prioritario y que debíamos finalizar para su llegada. Por lo tanto hacíamos horas extras en la semana. Así llegamos al sábado, los muchachos no querían saber nada con venir ese sábado a trabajar por la mañana, así que todo quedó circunspecto a Mabel y yo. Yo debía organizar lo que se había elaborado en la semana y ella iba a pasar en limpio los informes que se desarrollaron, por lo tanto vendríamos a trabajar desde las 7 hasta las 13 horas. Ese sábado había llegado ...
«1234»