1. Historias reales (el comienzo) -largo-


    Fecha: 11/01/2019, Categorías: Gays Autor: Regevque, Fuente: SexoSinTabues

    contraste de su hermosa piel obscura contra la tonalidad casi azul de mi piel, era excitante, me llevo a la barra de la mesa y me sentó ahí, le arranque el cinturón y este salió volando, la cabeza me daba vueltas ojalá estuviera más sobrio, le abrí el pantalón y fue cuando preste atención, tenía el abdomen marcado, lampiño, brilloso, y sus hermosas líneas de músculo marcaban una especie de flecha en entraba en su bóxer donde se veía un bulto prominente, me quito el pantalón que aún traía puesto dejándome en bóxer y bata, metió sus manos por el bóxer tomando me de las nalgas y sujetándome de ellas me cargo, lo abrace enseguida con las piernas, su pene parecía que quisiera que yo estuviera ahí pues me sirvio de banco, esto era diferente, delicioso, no estaba acostumbrado a esta sensación de estarme quemando en un buen sentido. Pero me agradaba, fuimos a la cama y al recordarme sobre ella retiro suavemente mi bóxer pero con urgencia, con los pies yo le baje el suyo, y cuál juguete de resorte salió una verga hermosa, venosa, larga y grusa, nada que ver con la porqueria con la que estaba acostumbrado. Mediría tres puños y medio, uno sobre otro, hermosa, estábamos tan calientes que se acostó sobre mi y me empezó a besar, mientras el hacia eso, subí mis piernas a sus hombros, necesitaba ya tenerlo en mi, necesitaba sentir algo, no importa que, algo, lleve su cabeza hermosa y more a la entrada de mi año, el me miró con los ojos medio desencajados, no se si esperaba más preámbulo, ...
     pero yo necesitaba esto, lo acerque a mi y el entendió mi urgencia, se ensalivo el pene y lentamente me la fue metiendo. Ahhhh Mi piel abrasaba ma suya, mi interior se acoplaba a cada vena, cada curva de su miembro y el lo metía muy despacio pues con ese grosor, podría lastimarme, pero este dolor era diferente, yo lo quería, yo quería elegir sentirlo, una vez estuvo la mitad, lo demás lo metió con un golpe sordo, yo lance un gemido, sólo uno, y entonces se abalanzó sobre mi y adiós ternura, hola pasión, comenzó el mete y saca de forma frenética, yo jadeaba sintiendo como llegaba a algun lugar que jamás había sentido, le puse las manos en la espalda y lo rasguñe, estaba en el jodido cielo, esto es lo que quería, el sintió el rasguño como permiso para lo que quisiera, me avento una pierna fuera de su hombro y ese movimiento me hizo quedar de lado una pierna bajo el y la otra en su hombro, la sacó un tanto y luego embistió con toda su fuerza, ahí si grite de dolor, pero no me importó y el no se dio cuenta que era dolor, siguió con el movimiento, sujetando mi pierna como si fuera lo único que lo atará al mundo, acercándome más a él, bajo mi otra pierna y me acostó boca abajo se tumbó sobre mi y me abrazo, el como se sentía su vientre exquisito sobre mi espalda era una experiencia única, tenerlo dentro de mi, era doloroso, pasional, era mi elección, me mordía el lóbulo de la Oreja y los dos jadeabamos al compás, su piel ardía y la mía necesitaba quemarse en el, siguió dándome duro, ...