1. Mi mujer, un travesti y yo (II)


    Fecha: 11/01/2019, Categorías: Sexo en Grupo Transexuales Autor: dinomas, Fuente: CuentoRelatos

    Mi mujer ya se encontraba muy excitada, se masturbaba, cuando se acerca a la ventanilla de nuestra camioneta, una travesti de color, con unas tetas inmensas, y debajo de su tapado corto, dejaba ver una tanga que le marcaba un paquete infernal, se acerca a mi mujer y le dice: -Parece que esta putita está buscando una buena verga, toca este paquete putita, vas a quererlo toda la noche. Mi mujer, me mira, extiende su mano y empieza a sobarle la verga, mientras seguía masturbándose, no podía creer la pija que tenía el travesti, y me dice... -papi, llevémoslo, que suba, quiero su pija, quiero que veas como le chupo la pija quiero que veas como me mee semejante vergota en mi culito... Sin más, subimos al travesti, que se llama Maira, se acomoda en el asiento junto a mi mujer y me dice: -Vas a ver cómo me cojo a la puta de tu mujer, le voy a dar verga por todos lados. - mientras coges a mi mujer, yo te voy a dar la mía, te voy a llenar ese culo hermoso de leche!!! Mientras íbamos en el auto al hotel, Maira empezó a pajear a mi mujer, mientras le chupaba las tetas, mi mujer empezó a gemir como una verdadera puta, le metió un dedo y luego otro hasta que le ...
     metió tres y empezó un mete saca que la hizo venir como un río, largando todos sus jugos, y que Maira se llevó sus dedos a su boca para chuparlos y decir... “que rica conchita tenés, mujer, te voy a hacer acabar como nunca en tu vida...”. Llegamos a la habitación, yo tenía la pija dura de ver tan caliente y cachonda a mi mujer, Maira se puso detrás de ella, le apoyo toda su pija, y empezó a pajearla frente a mí, y comenzó a decir... - quiero que veas como me voy a coger a tu mujer... quiero que veas como me chupa tu mujer... le voy a meter toda mi pija por todos lados... Mi mujer empezó a jadear con semejante paja, se refregó su culo en la pija de Maira, y le pedía que se lo metiera... “cogeme!! Cogeme!!”. La dio vuelta, la arrodillo, saco su inmensa pija de la tanga y se la dio a mamar a mi mujer, que comenzó a chuparla como una loca, nunca me la había chupado a mi así... trataba de tragarse toda esa verga, que media unos 25 centímetros, se ahogaba... pero decía mi mujer... - que pija papi, que verga estoy comiendo, te gusta papi verme comer una verga así, te calienta, me encanta esta verga ahh! aahhh!!! La quiero toda, ahhh! ah!!!... Continuará. 
«1»