1. Capitulo 2: Ximena y Jacqueline, otras maestras.


    Fecha: 11/01/2019, Categorías: Primera Vez Masturbación Tabú Autor: leon_aaron, Fuente: xHamster

    Vivía en un edificio de departamentos por piso, y solía tener mucho tiempo solo, por eso tuve las oportunidades que les relaté en “Capitulo 1: Desliz…Novatadas”. (Recomendado leerlo) Esto da comienzo en el inter de aquel episodio.Solía tener bastante tiempo para mí pues, mi padre salía a trabajar desde temprano, y mi madre iba al hospital para cuidar del abuelo. Una de las ocasiones en las que mejoró su diabetes, le permitieron regresar a su casa y tomar diálisis en una habitación especial, la cual se le acondicionó al otro extremo de su habitación original, aunque debía seguir bajo supervisión y cuidados especiales.Después de clases solía estar ahí, era una casa con un patio diminuto, pero contaba con varias habitaciones y suficientemente amplias, nos quedábamos hasta entrada la noche, lo cual después de un tiempo era tedioso, puros adultos con sus preocupaciones, egoísmo y prisas.Y yo no podía hacer más que mis deberes escolares, ver tv y comer no podían salir, ni ver, llamar o salir con amigos. Aunque también debía y quería estar ahí.Pero… un día que yo imaginaba como un día cualquiera, regresé de la escuela llegué a la casa del abuelo, entre por el comedor y tomé una manzana, subí a saludar y había visitas… era una ex empleada del abuelo cuando tenía una pequeña fábrica. La vi y era una señora no tan grande, unos 35años, cabello corto y castaño, de buena figura y llevaba un tremendo escote, que antojaba cambiar la manzana por un bollo.Me presentaron y me contaron que ...
     mi madre y la señora Rosa fueron a la escuela secundaria juntas. Y que no se veían desde hacía varios años, cuando Rosa era empleada, y mi madre le cuidaba a su hija por la cercanía del trabajo y casa.Resultó que su hija, Ximena, ya me conocía, y ella jugaba conmigo y me “cuidaba” (según lo que podía hacer una niña de 3años y meses…) cuando yo era un bebé (hace apenas unos ayeres).Para entonces ya habían pasado varios años, y yo no recordaba nada. Escuche un ruido, era la puerta del baño contiguo abriendo y cerrándose, venía una chica que al verla fue para mí como ver una escultura animada.Sra. Rosa: - Xime, ¡¿recuerdas a Aaroncito?! Ha crecido mucho desde entonces, ya es todo un hombrecito.Xime: - Si lo recuerdo, vaya que si ha crecido y ha cambiado muchísimo, era un bebé rechoncho, jeje.Yo estaba nervioso y sorprendido de la belleza de aquella chica, no sabía que decir.Nos saludamos de mano y beso, su piel era tan suave y olía a dulce de fresa.Comentamos cosas de la escuela y cosillas así, luego hablaban las madres. De sus recuerdos de juventud, de la fabrica con el abuelo… y todo iba bien hasta que empezaron a comentar de que en algún futuro nosotros, yo y Ximena, podríamos volvernos pareja y hasta casarnos. (… pff! Madres!!)Yo me sentí incomodo, por nervios, aunque Ximena me pareció muy bella, prácticamente acababa de conocerle. Y éramos muy chicos, ella también se sonrojo e hicimos oídos sordos a los juegos de nuestras madres.A mí me aburrió su charla y opté por ir a la ...
«1234...7»