1. Entre-acto. Con repulsa y los efectos secundarios


    Fecha: 04/02/2019, Categorías: Dominación, Autor: Caminante, Fuente: CuentoRelatos

    La chica no era fea, bien vestida y atractiva, un poco gorda e incluso su transpiración mezclado con su fragancia pudo ser el detonante, y cuando se apretó bailando, posé los labios en su hombro derecho, (ambos estaban al descubierto) y la réplica fue, repulsa. Se quedó pasmada, me empujó apartándome, se había dado cuenta de mi gesto, salimos a la calle, allí me empujó varias veces con las dos manos increpándome. Abrió mucho la boca, enseñándome la dentadura, dijo que no le faltaba nada, que se lavaba los dientes dos veces al día, y que se duchaba todos los días, que sus genitales estaban limpios, que no se metía mierda alguna, que no fumaba y que tampoco le olían los pies ¿Qué me pasaba con ella? No tenía respuesta, ella siguió empujándome, dijo que nunca le habían hecho sentirse tan mal, me recriminó que un polvo o dos no cuentan, dijo que cuando se la meten, ellas saben lo que tienen encima, pero que esto no sabía por dónde cogerlo. Todas las parejas terminarían la tarde follando en los lugares más insospechados, aunque no quise defenderme, pude hacerlo con una sola pregunta ¿Por qué había parejas con tías horribles y a ella la habían desechado? La noche llegaba y yo estaba encogido, era una mujer y no debía defenderme, hubo gente que la miraron, pero ella siguió con su tono, y yo no estaba dispuesto a seguir tragando mecha, por tanto la aparté con suavidad y me alejé deprisa, no miré para atrás, esa tía era un problema a corto y largo plazo, si detecté algo muy malo, ...
    esquizofrenia, he tenido jefes que empleaban su mismo tono y obstinación y sé de qué hablo. Ya en casa intenté relajarme y olvidar el incidente de a gorda y sus amigos y me puse a ver una peli cuando el móvil gruñó encima de la mesa, miré la hora, 22:08. No reconocí el número ni su voz, pero si cuando terminó de hablar mi sistema me alertó, era Repulsa. - ¿Tan complicado era echarme un polvo? Me incorporé de un salto. No respondí. Pensé la respuesta aunque no sabía que decir. - Me gustó ese tímido beso en el hombro, aunque más tarde me di cuenta de que si pensabas besar, pero no, se convirtió en ensayo y quedó en que aplastaste los labios en mi hombro, no supe como traducirlo. Como no sabía responder, hice lo contrario, preguntar. - ¿Qué quieres? - Merezco una explicación, has destruido la poca autoestima que me quedaba. - Tan solo ha sido una reacción natural, yo no controlo mis reacciones, no me caes mal, pero ese beso que no fue, tuvo su réplica, nuestras químicas no son compatibles, supongo que solo es eso. - ¿Y no podías haber fingido?, no pensaba pedirte en matrimonio, joder – Pausa - ¿Qué haces ahora? – Ordeno y mando en su tono. Mal rollo, pensé. - Viendo una peli de Star Trek. - Yo estoy desnuda sentada en la cama, no tengo sueño pero si hambre, del otro, y de sexo. - Mañana hay que madrugar – Objeté en mi defensa. - Me has jodido bien sin metérmela, después del baile pensaba irnos de tapeo, luego de copas y fin de fiesta en mi amplia cama, tengo una súper lavadora que ...
«1234...8»