1. LOS VIAJES DE ALEIDITA SOLITA. 2ª. PARTE.


    Fecha: 10/02/2019, Categorías: Sexo con Maduras Autor: sexigaleno, Fuente: SexoSinTabues

    se enteró por boca de unas amiguitas compañeritas de ella y de su propio salón de clases, que habían escuchado una plática, respecto a que un profesor de esos tres, ¡¡¡se masturbaba pensando en ese cuerpito lleno de curvitas infantiles y de colita respingona!!! 2º. Relato. “Mi Primera Excursión Solita” En esta parte de este capítulo y de este segundo relato, narraré otra vivencia más de Aleidita, que espero lo disfruten mucho, como yo al escucharlo de la viva voz de la dueña de este, e irlo plasmando para esta saga, que se pone muy morbosa, por lo que a su corta edad le ha sucedido, y por ser en ese tiempo una niña de doce añitos, muy desarrollada de su cuerpo, misma que llamaba mucho la atención alrededor de quienes tuvieron el placer de conocerla y admirarla, según me platica, que más de tres profesores de distintos salones, tenían que ver con ella, en el aspecto de saludarla e invitarle alguna golosina, chatarra o un refresco y además, siempre piropearla decentemente, pero se enteró por boca de unas amiguitas compañeritas de ella y de su propio salón de clases, que habían escuchado una plática, respecto a que un profesor de esos tres, ¡¡¡se masturbaba pensando en ese cuerpito lleno de curvitas infantiles y de colita respingona!!! Pues se llegaba el tiempo de la conclusión de ese ciclo escolar y la maestra del salón dónde Aleidita le impartían la enseñanza primaria al igual que a sus compañeritos, les propuso una excursión a un lugar de unas cascadas en otro lugar alejado ...
     de su pueblo, y la mayoría acepto ese viaje incluyéndose Aleidita, quien por ser la más aplicada del salón y en sus calificaciones, la maestra le asignó la tarea de hacer una lista de los que irían a ese lugar y los costos que implicaría para ir allá, por lo que se llegó el momento de la salida y otros grupos también irían a ese lugar, se habían alquilado unos camiones, para la transportación especial de todos los que estaban en lista de partida, tres autobuses llenos de niños, maestros y algunos padres que apoyarían en el cuidado de los menores. Ya una vez llegado a ese mencionado lugar, en orden los alumnos y vigilados por los maestros, se dieron a recorrer los paisajes que la madre naturaleza obsequiaba a la mirada de esos pequeños visitantes, caminos desconocidos para todos, que tenían que cruzar, hasta llegar a un claro de la vegetación parecida a una selva y descubrir la cascada de aguas cristalinas que caía de lo alto de una rocas, en ese lugar todos sacaron sus lonches de tortas, sándwich, tacos, chatarras y refrescos, para desayunar todos incluyendo a sus cuidadores, quienes posterior a ese opíparo desayuno, se dieron a la tarea de improvisar unas cabañas mal hechas, pero que servirían para acampar esa noche, cómo es obvio los niños en una galera, las niñas en otra similar y los maestros y padres acompañantes en otra, los cuales se rotarían por horas, para vigilar cualquier eventualidad que surgiera con los educandos, que al caer la noche, se fueron despidiendo, para ...
«1234...7»