1. Primer sexo


    Fecha: 10/02/2019, Categorías: Hetero Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    corrí al baño, me desnude, moje mi pelo y por toda vestimenta unos short de licra que usaba cuando corría haciendo footing, con la toalla cubriendo mis hombros le abrí la puerta.------- " Si es mal momento puedo volver mas tarde".Haciendo un ademán para que pasara me hice a un lado, y le dije que luego estaría estudiando y no podría atenderla, que en casa todos trabajan o estudian y casi nunca había nadie."Veras estoy haciendo una encuesta para una empresa independiente, la verdad es que serán por lo menos de diez a quince minutos"La interrumpí diciéndola que no importaba y la atendería mejor en el Salón que en la escalera, ella pareció pensarlo un momento mirando a ambos lados del descansillo y entro, cerré la puerta a nuestras espaldas.Le indique el camino, "al fondo del pasillo estaremos mas cómodos", la calefacción esta puesta, yo caminaba detrás de ella admirando sus curvas, contoneaba su lindo culo respingón tan divinamente que hizo despertar mi entrepierna, me esforzaba para no empalmarme, tendría unos veintitantos, estilizada, piernas largas y bien formadas, falda a medio muslo, medias negras casi transparentes y zapatos de aguja, le indique el sofá grande........... "Dame la chaqueta sobre el radiador se secara antes, acomódate, te apetece algo caliente, un café, cortado, té."---------"Un té me vendría muy bien."............"Solo, con leche."Que leche te daba yo cariño, pensaba al preguntarle"Con leche tibia mejor, gracias"Se sentó cómodamente y su falda se ...
     acorto dejando entrever el final de sus piernas y el comienzo de mis deseos, llevaba liguero, negro y rojo lo que me puso a cien, de golpe el miembro cobraba vida propia bajo el pantalón, me estaba empinando sin poderlo controlar, me volví rápidamente, su mirada escrutaba mi cintura y con la disculpa de preparar el té salí de espaldas a ella.Al rato y haciendo lo imposible por bajar la inflamación regrese junto a ella con el té y unas galletas, especialidad de mi madre.Me senté frente a ella y hablamos mientras tomaba el aperitivo de cosas banales, se había desabotonado aun mas la camisa pues podía ver perfectamente el contorno de sus pechos sin mucho esfuerzo, sin duda se había dado cuenta de mi anterior estado pues se movía provocadoramente, arqueaba su cuerpo al coger la galleta permitiendo que le viera las tetas casi totalmente, estaba seguro de la intención pero mi timidez me había paralizado, ella después de cada envite me miraba a los ojos buscando mi reacción bajando la mirada a mi entrepierna para ver su efecto, entonces con gran destreza cruzo sus piernas lentamente, ya me estaba poniendo a cien y mi miembro pugnaba por emerger y saludarla como se merecía, la erección aumentaba por momentos, viendo como me ponía volvió a cruzar sus piernas dejando que viera unos instantes su braguita de seda rojas y negras, a la vez que miraba con descaro mi entrepierna , no sabia que hacer.Yo que pensaba seducirla no podía creer que fuese ella la me atacara, incluso creí que era mi ...
«1234...9»