1. Adriana, en una mañana lluviosa


    Fecha: 11/02/2019, Categorías: Erotismo y Amor Confesiones Autor: Gabriel351, Fuente: CuentoRelatos

    cuello, yo la sujete con fuerza por su cintura y nos besamos apasionadamente durante largos minutos, la pasión se apoderó de nosotros y entre besos, abrazos y palabras de amor fuimos hasta la pieza, entramos en ella sin dejar de besarnos, desprendí el cinto, lleve mis manos hasta sus hombros y deje caer su salida de baño, para mi sorpresa no me imaginé que tuviese otro conjunto de ropa interior, ya que el que llevaba puesto estaba secándose. El conjunto era espectacular sexy corpiño de encaje negro transparente escotado el cual dejaba ver sus senos redondos sujeto a su cuello y a su espalda con pequeñas tiritas una bombacha cola less haciendo juego con una especie de pollerita cubriendo?? Su bombachita que dejaba ver su colita redonda y parada, ella se subió y arrodillo en mi cama y me miró con esa dulce sonrisa. Yo me arrodille en la cama aun vestido, la tome por los brazos, poniéndola frente a mí, pase mis manos por su cuello y nos besamos dulce y apasionadamente, baje su bombacha liberando su dulce sexo y deslice mi mano por su vagina casi masturbándola, ella se sacó el corpiño, yo la hice acostar sobre la cama al tiempo que baje su bombacha, sus senos eran grandes, redondos y sus pezones pequeños y rosados, abrí sus piernas y mi boca se hundió saboreando su conchita, ella gemía constantemente y se revolcaba en la cama mientras sus manos sujetaban la sábana. Luego de algunos minutos, yo me quite la ropa. Me senté sobre la cama con las piernas extendidas y ella se subió ...
     sobre mí, ella me tomo la cara con sus manos y dijo: A- Te amo Gabriel, te amo desde el primer momento que te vi, no puedo dejar de pensar en vos G- Yo también te amo Adri sos increíblemente hermosa por donde se te mire Nos besamos apasionadamente, luego bese y saboree sus senos, luego ella se bajó de mí y fue en busaca de me erguido pene paso su lengua por mi glande, dulce y suavemente para luego introducirlo en su boca, poco a poco, saboreando cada centímetro que deglutía lo iba absorbiendo, y le dije G- Si seguís me vas a hacer acabar A- No querés hacerlo? G- No el primero quiero que mi semen recorra tus entrañas Un beso ardiente dulce y apasionado calló esa confesión, luego de varios minutos así mi boca comenzó a besar su cuello, ella comenzó a gemir, luego mi boca fue en busca de sus senos los besé luego mi lengua ardiente comenzó a lamer sus pezones y pude sentir como se iban endureciendo dentro de mi boca y poco a poco tomaron un tamaño impresionante ella gemía y emitía ahogados gritos de placer, sus manos acariciaban mi cuerpo la suavidad de su piel me enloquecía, durante varios minutos lamí y besé cada uno de sus senos luego fue ella con sus besos la que se apoderó de mi cuerpo, luego se acostó sobre la cama y dijo: A- Cógeme mi amor no puedo más, deseo sentirte dentro de mi cuerpo, los dos estamos deseando eso me coloque sobre ella, Adriana abrió sus piernas yo me coloque en posición ella tomo mi pene con su mano e hizo que mi glande al deslizarse por los labios de su ...