1. Adriana, en una mañana lluviosa


    Fecha: 11/02/2019, Categorías: Erotismo y Amor Confesiones Autor: Gabriel351, Fuente: CuentoRelatos

    concha la desease más aún si esto era posible, su boca gemía, gritaba y su cuerpo se revolcaba sobre la cama, me incline sobre ella mi boca busco la suya y antes de unirnos en un beso apasionadamente enloquecedor dije que la amaba. Luego de besarnos algunos segundos, mi cuerpo se incorporó demostrándole que mi pene estaba dispuesto a apoderarse de su cuerpo, entonces mi pene comenzó a avanzar lentamente en su cuerpo un profundo gritó de placer invadió su boca, y mi pene continuo avanzando en su cuerpo lentamente haciendo que ella vibrase y gozase ante cada avance dentro de su cuerpo, así luego de un par de minutos su vulva absorbió por completo mi pene y comencé a retroceder y a avanzar dentro de ella en forma lenta disfrutando cada momento, haciendo que ese instante fuese de supremo placer. Los dos no parábamos de gemir, ella cruzó sus piernas abrazando mi cintura y nos hundimos en un beso enloquecedor…apasionado y luego dijo A- Te amo tanto nunca pensé que iba a estar con vos así, so lo mejor que me paso en la vida G- Yo también te amo Adri, sos dulce y hermosa, como no me voy a enamorar de vos Luego volví a recorrer su vagina, note que ese recorrido lento la ponía muy apasionada, así que lo seguí haciendo por largos minutos, me detenía, nos besábamos nos jurábamos amor eterno, pero ya nos costaba cada vez más detener el final y ...
     entonces fui acelerando mis movimientos dentro de ella deseoso por acabarla fui imprimiendo a mis movimientos más aceleración, los dos gemíamos y emitíamos gritos de placer entonces ella dejó de acariciar mi espalda, me tomó de la cintura haciendo evidente que estaba por tener un orgasmo y al primer espasmo de su cuerpo dejé que mi semen recorriese el interior del suyo casi al mismo tiempo que su adorable cuerpo explotaba en miles de convulsiones que se prolongaron durante largo tiempo, mientras nuestras bocas se habían unido en un beso lleno de pasión. Pasamos así varios minutos, pero no disminuyó el deseo, calmados nuestros cuerpos comenzamos a besarnos a acariciarnos a lamernos hasta que el deseo volvió a apoderarse de nosotros entonces volvimos a tener otra relación los papeles se invirtieron ella fue ahora la que se colocó arriba. Nos dimos una ducha juntos, el día continuaba con muchas lluvias, algunas casi torrenciales. Nos pusimos de acuerdo, ella para llegar a su casa debía caminar 6 cuadras de tierra y con su esguince eso era imposible, por lo tanto ella llamo a su madre y dijo que se iba a quedar en la casa “de su amiga” El día siguió a puro sexo, la tarde, la noche y parte del día siguiente, estuvimos de novios 7 meses, luego todo llegó a su fin, pero fue hermoso lo que vivimos juntos, a tal punto que nunca pude olvidarla. 
«1234»