1. Vieja y con ganas de follar


    Fecha: 11/02/2019, Categorías: Sexo con Maduras Autor: Pancho Alabarde, Fuente: CuentoRelatos

    aunque desde luego sin caer en la obesidad, con unas tetas colganderas, pero enfundadas en un sujetador que se le salían y con una tanguita que se le señalaba en las nalgas. -Si vamos así al restaurante habrá peleas entre los camareros para ver quién te folla, perdón, para ver quién te sirve- le dije a modo de bienvenida y piropo de lo sensual que estaba. Ella rio mi gracia y me hizo una contraoferta: -Casualmente allí han inaugurado un nuevo hotel muy lujoso, si quieres reservamos una habitación y hacemos que nos sirvan allí la cena, en la intimidad- Me insinuó la muy artera. De sobra sabía la vieja donde quería follar, perdón, donde quería cenar. Y acepté su sugerencia y directos al hotel. Es la primera vez que frecuento este tipo de hoteles, pero desde luego no será la última. Aquí en España somos magos para esto del turismo, nos inventamos hoteles de todas clases: Hoteles del Sol y Playa, Hoteles de Alta Montaña, Hoteles de Turismo Rural, Hoteles Balnearios, Hoteles denominados con Encanto, y ahora lo más "cool" lo más novedoso es irte con tu ligue a Hoteles para Follar. El Hotel en cuestión se sale de estrellas, pero la habitación es el mejor picadero que he frecuentado en mi vida, aunque bien es cierto que no he frecuentado muchos, ya saben, por eso de la orden religiosa en cuestión. El caso es que nada más traspasar la puerta de la habitación todo está pensado para follar, pero no se lo voy a detallar, mejor lo visitan ustedes, aunque eso sí, elijan bien la pareja, ...
     porque el precio les va a dejar helados, de modo que la pareja les tiene que calentar lo suficiente para no reparar en gastos. Y desde luego Doña Asunción me calentó desde el inicio. Ya les dije que venía muy vestida, pero nada más traspasar la puerta lo mandó todo a paseo y se quedó en bragas y sujetador, eso sí, un conjunto de La Perla, que como sabrán los entendidos cuesta un ojo de la cara. La Doña es una vieja sensual, sabe sacar partido de todo y todo parece hecho a propósito para que la follen. Sus tetas están colganderas, pero se las enfunda en un sujetador tan estrecho que parecen la de una adolescente. Su chumino esta medio despeluchado, pero lo realza con un tanguita de tal manera que esta para comérselo. Sus nalgas están flácidas pero tan bien cuidadas y masajeadas que te dan ganas de enterrar tu cabeza entre ellas, pero sin duda lo más atrayente de la Doña es su verborrea. La muy putona siempre tiene la palabra exacta para excitarte, ahí se nota la veteranía de una mujer harta de follar pero siempre dispuesta para seguir follando. Lo primero que me dice es que hoy no se va sin que le chupe las tetas y el chumino, así, a las bravas, nada de andarse con rodeos, eso es lo que quiere y eso es lo que pide. Y eso es lo que le doy, le saco a mordiscos el sujetador y a bocados la tanguita. Las tetas se me desparraman entre las manos, pero consigo meterme un pezón en la boca y lo succiono con fuerza, pero tengo que desistir porque la boca se me llena de pellejos, de modo que ...