1. Mis compañeros drogaron y violaron a mi madre frente de mí


    Fecha: 11/02/2019, Categorías: No Consentido Confesiones Autor: Gerardjking, Fuente: CuentoRelatos

    Dos compañeros míos vinieron a mi casa para hacer una tarea, no eran mis amigos, eran chicos problemáticos pero eras los únicos disponibles para hacer el proyecto. Uno se llamaba Mario, era más alto que yo, más fuerte que yo y mayor que yo y el otro era Aldo, era de mi estatura y edad pero tenía un mejor cuerpo del mío, ambos eran muy morenos. Estuvimos dos horas preparando el proyecto, al terminar nos pusimos a platicar de diversas cosas, entre ellas de mujeres. Mi madre llego tarde ese día, venia toda cansada del trabajo, saludo a mis amigos y se sentó en el sillón, me pidió que le trajera un vaso de refresco, lo iba hacer pero Mario se levantó antes y lo hizo, ni mi madre ni yo le dimos importancia. Mi madre se levantó después de acabarse el refresco y dijo que se irá a su cuarto a dormir. Se despidió de mis compañeros y se subió a su cuarto. Me di cuenta que tanto Mario como Aldo se quedaron mirando a mi madre con mucha lujuria. Ella era una mujer hermosa para sus 40 años, es una gordibuena con un gran trasero y unas grandes tetas además de un color de piel más claro que el mío. Yo ya estoy acostumbrado a que mis amigos miren de esa manera a mi madre y que hablen estupideces de ella. Seguimos hablando hasta que se acabó el refresco, jugamos a piedra, papel o tijera para saber quién iba a la tienda y yo perdí. Fui a la tienda pero no tarde mucho, al regresar mis compañeros no estaban en la sala. Deje el refresco en la mesa y les hable. Escuché a Aldo decir que estaban ...
     arriba, tal vez en el baño pensé pero porque los dos. Subí las escaleras y vi la puerta del cuarto de mi madre abierta, entre y vi a mi madre completamente desnuda tumbada en la cama boca arriba con las piernas abiertas. De repente recibí un golpe en la cabeza y luego un empujón. —Hermosa vista ¿Verdad? —Dijo Aldo. —Malditos ¿Que le hicieron a mi madre? —Le puse droga en la bebida, no despertara en un buen rato así que nos vamos a divertir con ella. — Dijo Mario. —¿Que? —Que nos vamos a follar a tu madre delante de ti y si intentas hacer algo te golpearemos hasta mandarte al hospital ¿Entiendes? —Mira, ella esta inconsciente, no sentirá nada ni sabrá nada de lo que pasó. Es más, te vamos a pagar ¿Que dices? — Me dijo Aldo. Yo no sabía que hacer pero si decía que no me iban a golpear a mí y a mi madre así que termine aceptando. Tanto Mario como Aldo sonrieron y se empezaron a desnudar, yo solo me senté en el suelo y me recargue en la pared al ver como violaban a mi madre. Mis compañeros estaban muy bien dotados, sus miembros median como 20 cm cada uno. Se quedaron parados observando el cuerpo desnudo de mi madre. Mario se acercó a su vagina y empezó a lamerla mientras Aldo se dedicó a besar su boca y sus pechos. Se metía el seno completo de mi madre en su boca y Mario metía la lengua y los dedos en tu intimidad mientras me miraba con su cara de burlón. Me sentía humillado y lo peor de todo, excitado. Mi madre empezó a gemir pero nunca abrió los ojos. —A esta perra le gusta lo que ...
«123»