1. Yembe otra vez


    Fecha: 31/08/2017, Categorías: Transexuales, Anal, Autor: putasucia, Fuente: CuentoRelatos

    Yembe vacío sus bolas de toro en mi hueco anal y corría su leche como riachuelo cuesta abajo. Esta vez fue diferente porque después de tirarme 40 machos en Ultramar y uno de ellos el colombiano insertar su manota en mi hambriento chaño (chocha/año) yo estaba bien abierta para mi macho Yembe. Yembe lo noto y me dijo, no sangraste tanto como la última vez Lolita y no estas anchada. Pues Papi le dije, la última vez yo era una nena de 13 de edad y ahora soy una mujercita de 19 y con más experiencia... Yembe me agarro por mi afrito y me dijo "óyeme putita de mi alma" ese culo es mío y yo te lo partí y siempre será mío y me dio una bofetada haciendo que mis pezones se endurecieran, yo gemí "ay Papi lo que tú digas" y suspire "que rico me dominas macho". Yembe se enardeció oyendo mis palabras y se le paro su daga y me dio otra bofetada y clavo su daga violentamente y profundamente en mi chaño, AYYYY carajo gritaba yo, que rico me maltratas Papi... Yembe me torció mis pezones y empezó a bofetear mis tetas mientras me gritaba, "Puta sucia, cerda asquerosa, receptor de leche..." Yo me vine de inmediato al oír sus insultos y él se enloqueció más y comenzó a clavarme más violentamente y siguió torciéndome mis pezones más fuertes todavía. Sin duda que yo me había transformado en masoquista pues me venía a chorros cuando me trataban como esclava sexual. Mi transformación a masoquista comenzó con Papa Seco y ... continuo con el mulato colombiano que me daba bofetadas mientras me penetraba salvajemente. El sexo común ya no era para mí, me gustaba ser sumisa y ser tratada como objeto de placer para los machos agresivos. Yembe podía hacer conmigo lo que quisiera pues fue el que me partió en dos rompiéndome el culo. Yembe me siguió clavando como una fiera salvaje y se vacío dos veces más dentro de mí proporcionándome otro orgasmo violento y dispare un chorro de su leche mezclada con la mía y un poco de sangre por mi trasero. Yembe me miro satisfecho con una sonrisa celestial y me pregunto "Lolita te pusiste tetas nuevas, porque no te pones una chocha?" Yo le dije Papito Santo yo no necesito otro hoyo más, me vengo por mi culo y mi paguita es tan chiquita que parece un clítoris y me vengo por ella también. Yembe me contesto "pues si Lolita tu naciste para ser hembra no hay duda alguna ", la primera vez que te conocí yo creía que eras una hembrita" y yo le conteste "es que yo siempre me sentí como hembra desdá chiquita nunca como varón" Por un fin de semana consecutivo Yembe y yo fornicamos como dos personas poseídas por demonios sexuales, Yembe me amarro de la cama y violo mi culo a diestra y siniestra yo puta al fin perdí la cuenta de los orgasmos que me proporciono ese Cacique Africano. Le dije a Yembe, Papito que bueno que no salgo en cinta pues con tanta leche tuya en mi vientre tendría una tribu completa de bebes...
«1»