1. Extrema Crueldad


    Fecha: 10/03/2019, Categorías: BDSM Primera Vez Autor: lujuria69, Fuente: xHamster

    Después de haber estado viviendo en el viejo mundo, nos volvimos, con mucho sacrificio y llegando a situaciones límite hicimos algo de dinero, la conversión de euros a dólares USA y un mercado inmobiliario por los suelos, nos favoreció para comprar casa, el viento soplaba a nuestro favor, teníamos trabajo, nuestra casa y automovil.La casa que compramos era de los años 20, de dos plantas con ático, estaba bien conservada y nos hicieron falta reparaciones. Contratamos a dos muchachos, albañiles que eran unos manitas y trabajaban bien aunque eran muy zalameros con mi mujer, pero su trabajo era impecable.Con mi esposa descubrimos muchas cosas antiguas dentro de la vieja casa alguna la fuimos vendiendo en una venta de garaje para financiar los arreglos de la casa.Lo interesante fue cuando en el ático descubrimos un baúl con instrumentos raros que parecían de tortura o eran médicos no habíamos visto nada igual,había libros al leerlos descubrimos que se trataba de BDSM, mi mujer dijo un -“! Qué asco!”- y soltó los instrumentos, como eran viejos y usados los tiré, quedándonos con los libros.Fueron pasando los días y mi mujer todos los días les daba una leída a esos libros eran ilustrados con dibujos, las obras continuaban a buen ritmo y la casa iba cobrando su esplendor de principios de siglo 20.Cuando finalizaron las obras estábamos muy felices, lo suficiente para festejar con una noche caliente con mi mujer. Ella se me acerca, pregunta bajito y al oído-“¿Y si probamos lo del ...
     libro?”- con una risita lujuriosa. Entonces buscamos en la paginas clasificadas del directorio, sex-shops y salimos de compras. Como éramos nuevos en la práctica no sabíamos nada de que comprar así que compramos de todo y a ciegas.Sogas, látigos, mordazas, jeringas grandes y chicas, grilletes, esposas y objetos que no sabíamos que uso darle algunos eran de uso médico. Todo lo subimos a un cuarto pequeño donde había un par de camas gemelas de una plaza y lo dejamos desparramado por el suelo.Fue una gran cena romántica, iluminada por el fuego de la estufa a leña, después de unos tragos de vino espumoso, nos sube la temperatura y ella deja caer su vestido de noche deslizándose por el contorno de su sinuosa silueta, quedando con un conjunto de lencería en encaje rojo a juego con unas medias con liguero y zapatos stilleto rojos. Una visión espectacular, subió las escaleras moviendo sus caderas, el fino hilillo del tanga se perdía entre sus nalgas. Una depilación cuidadosa y una crema aplicada posteriormente hacían que su piel brillara. Yo voy detrás, pero ella no entra al dormitorio de matrimonio sino al cuarto pequeño. Entra y se sienta en una de las camas.-“¿Seguro que quieres probar esto?” le pregunto.-“Sí, quiero probarlo todo…todo”-me responde riendo con depravación.Iluminamos con velas la habitación. La abrazo la beso, saco unas sogas de una de las bolsas, entre risas le ato cada mano y cada pie a una de las patas de la cama, están flojas y le permiten algo de movimiento. Luego le ...
«1234...9»