1. Otro desvirga el ano de mi esposa


    Fecha: 10/03/2019, Categorías: Infidelidad Hetero Autor: Franz, Fuente: CuentoRelatos

    Buenas a todos, quisiera compartir mi historia. Soy un tipo de 36 años, 1.75 de estatura, un poco de barriga por la edad; casado desde hace 4 con mi esposa Alexia de 32, 1.64 de estatura, tiene un cuerpo hermoso, tetas medianas y un culo grande respingón. El sexo es algo importante, por decirlo de alguna forma. Lo practicamos cada semana por lo menos una vez. También acostumbramos salir muy a menudo ya sea a restaurantes, la playa o alguna disco. El otro día estábamos con mi esposa teniendo sexo, terminamos y se queda callada durante un tiempo, raro en ella, me dice entonces que ya no le doy satisfacción. Eso me dejó dando rondos la cabeza por muchos días, pero al final lo olvidé. Un día de viernes, como muchos otros, decidimos salir a una disco a tomar algo y a bailar un rato. Ella ese día vestía un leggins negro bien apretado que lograba remarcar su hilo dental, tacones altos, un escote atrevido del mismo color. Empezamos a tomar mientras hablábamos de las historias de nuestros trabajos y cosas por el estilo, con cada trago nos poníamos más eufóricos, ella bailaba cada vez sensual, cada vez más borracha y cachonda. Me dieron ganas de ir a mear como es normal, al volver no encuentro a mi esposa, doy una ronda buscándola y la encuentro hablando con un tipo, él alto y acuerpado, como de unos 30 años, mi esposa me mira y me dice: -Mira cari, te presento a Gabriel. Gabriel, era argentino y como mencioné anteriormente, bastante guapo. Junto a él seguimos nuestra noche de tragos ...
     y nos contaba sobre su visita a la ciudad; él nos contó que era empresario y que hacía un viaje de negocios, además de ser fotógrafo aficionado. Al paso de las horas estábamos más borrachos y cansados del lugar, Gabriel nos invitó al apartamento de su hotel y antes de poder analizar la propuesta, mi esposa ya daba el sí. Nos mostró su lindo cuarto y sacó una botella de vino para acompañar la charla y el recorrido, después, nos mostró parte de su trabajo, el material estaba en la laptop. La verdad más que aficionado, parecía un profesional en el tema, se sienta con mi esposa en la cama y empiezan a charlar sobre trabajo y eso, yo en la laptop exploro y me topo con una carpeta que de nombre tenía una combinación de números, en ella había una cantidad de fotos de una mujer muy bella desnuda. Gabriel se para y se dirige hacia mí riendo y exclama: -Con que te encantaron las fotos de mi esposa. Yo reí nerviosamente y mi esposa soltó una carcajada. Después de la incómoda situación, seguimos tomándonos la botella de vino, después fueron 2 y 3. Yo me empecé a sentir mareado, me senté en el sofá que estaba en frente de la cama y quedé dormido, desperté como a las dos horas y con los ojos entreabiertos y la luz apagada, el cuarto era iluminado por lo que entraba por las ventanas, entre lo tenue del ambiente pude ver a mi esposa y a Gabriel besándose. Fue una gran sorpresa para mí, quería parar la escena pero no podía, ellos se percataron de que los podía ver y mi esposa se acerca hacia ...
«123»