1. Familia sin tabúes (13) Marco el becario


    Fecha: 12/03/2019, Categorías: Fetichismo Dominación Autor: ZLAZKO-KAI, Fuente: CuentoRelatos

    El sábado había estado con María mi mujer, en el pub de intercambio de parejas que frecuentábamos, y la verdad que me lo pasé bastante bien con un matrimonio muy majo, que se prestaban a todo y sobre todo el marido, que me regaló una deliciosa lechada en el culo y en la boca. Pero yo seguía con mis pensamientos morbosos, incluso follando con el matrimonio aquel, me imaginaba que le estaba jodiendo el culo a mi hijo Luis y a su novio, o chupándole la polla a Pablo. También me acordaba muchísimo de la follada con Pablo, de lo buenas que estaban su polla y sus nalgas, y que tanto placer me proporcionaron cuando me las comí, y luego me follé. Menos mal, que me pasó el video que me enseñó de mi hijo, y el que me grabó a mi mientras me follaba el trasero... ¡Que cabronazo está hecho!... No podía parar de verlos, y de masturbarme el cipote con ellos. El lunes salí de viaje por cuestiones de trabajo, un caso de litigio entre empresas, que me llevaría un par de días fuera, así que me llevé conmigo a Marco, mi secretario y becario, para que me ayudara con el papeleo. Marco es, bueno, ¿Sabéis lo que es tener, una persona de vuestro entorno, que os gusta mucho, que os pone morboso con solo mirarle la cara, el cuerpo, el culo bien apretado en los pantalones, el paquete súper marcado, he intentado imaginar las medidas de lo que se esconde debajo de la tela?... ¡Uffff!... Pues ese es Marco para mí. Marco tiene 24 años, los ojos verdes, el pelo casi rapado, y siempre lleva la barbita de ...
     varios días. Está delgado pero fibroso, el culo lo tiene bien marcado, de esos que te calientan la polla, por lo menos a mí, y un paquete tremendo que le abulta bastante la bragueta. El chaval lleva un año y medio trabajando en el buffete, hace de todo el pobre, desde traer café, hasta hacer fotocopias, pero la mayor parte del tiempo es mi secretario, y casi siempre está conmigo. Y eso me lleva a mi cacao mental, contra más tiempo pasa conmigo, más lo deseo y más me apetece poseerlo, en lo sexual me refiero. Nunca he visto nada raro en su comportamiento, me refiero a provocar o a insinuarse sexualmente, todo lo contrario, él siempre es muy correcto aunque si le gusta darme bromas como, Yo llego a mi despacho y le pregunto... - Hola Marcos, ¿Que tal, hoy como lo llevas? -... Y él me responde, Hoy la llevo arrugada y doblada para la izquierda. - Y se ríe el muy cabrón, porque a lo que se refiere a su polla, en doble sentido claro está. Él se llama Marco Ponce, de apellido, y cuando me ha soltado dos bromas como esta, yo le digo, - Ya está bien Marco Polla. -... Y el chaval se descojona de la risa. Cuando salgo de viaje Marco siempre me acompaña, sea a donde sea, es como mi mano derecha, aunque me gustaría más, que fuera mi polla directa, y ya me entendéis por donde voy. Llegamos al hotel y cogimos dos habitaciones contiguas. Toda la mañana estuvimos reunidos con los clientes, después comimos algo y nos retiramos a nuestras respectivas habitaciones. Le di algunas instrucciones sobre ...
«1234»