1. Un Jueves de Febrero


    Fecha: 14/03/2019, Categorías: Infidelidad Autor: Anónimo, Fuente: SexoSinTabues

    reservas. Lorena tiró ligeramente su cabello y eso lo excitó aun más, la tomó entre sus brazos y la volteó, de modo que podía admirar su espalda, sus nalgas y sus largas piernas. La sorpresa recorrió su rostro cuando la escucho decir. -Hálame el pelo- La voz de Lorena sonaba suave y sensual, definitivamente lo estaba disfrutando. Hizo lo que le pidió, no quería que Lorena olvidara este encuentro; aunque sabía que se repetiría no sabía cuando. Para Lorena; quien estaba acostumbrada a la vida sexual exclusivamente con su esposo; Martín representaba una experiencia muy diferente y por eso se dejó llevar. Cada vez que Martín embestía dentro de ella sentía como la energía se acumulaba en el centro de su ser y cuando no pudo más dejó que el orgasmo la invadiera en una divina tortura. Lorena sintió, disfrutó y grabó en su memoria cada una de las caricias que Martín le hizo. Borró de su mente su presente y se dejó llevar por el deseo que había ocultado y reprimido. Martín era suyo finalmente, ella no estaba loca y él también la deseaba, de eso no quedaba duda. -No tienes idea desde cuando quería hacer esto.- Martín la miraba desde la cama con admiración. - ¿Estas segura que no puedes quedarte más tiempo?- Lorena lo escuchaba desde el balcón mientras prendía un cigarro; estaba absorta en ...
     sus pensamientos; sabía que no estaba bien lo que había hecho, pero ella no lo sentía mal, no estaba arrepentida y no sentía remrdimiento. Su vida personal era genial; tenía un buen esposo que la llenaba en todos los aspectos, estaba satisfecha con su vida íntima y familiar pero el fantasma de Martín siempre había estado presente. Apagó el cigarro y entró. -Estoy completamente segura de que no debo quedarme más tiempo. Debo confesarte que durante mucho tiempo pensé que era sólo yo, que era yo la que te veía con otros ojos y tú sólo me veías como una buena amiga.- Ya no había nada que ocultar, ella sería transparente de ahora en adelante. -Para nada, siempre estuviste ahí y seguirás estando. ¿Ya tienes que irte?- Lorena lo miró a los ojos y asintió, era momento de retirarse. -Vale, te llevo. Martín llevó a Lorena a su casa, el regreso estuvo cargado de ocurrencias y risas, las cosas parecían no haber cambiado para ellos. Ella le dio un corto beso en los labios y se bajó del carro. Él la observo entrar al edificio y desaparecer tras la puerta… sin saber cuándo volvería a verla. Lorena de repuso mientras subía en el ascensor, abrió la puerta a su realidad y su familia la recibió como siempre. Se asomó por el balcón y vio el carro de Martín alejarse… sin saber cuándo lo volvería a ver. 
«12»