1. Mis vecinos mayores


    Fecha: 14/03/2019, Categorías: Sexo con Maduras Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Mis ancianos vecinos Hola me llamo Isabel, tengo 46 años, bonitos pechos y culito respingon, mido 1,68, y mi marido dice que estoy muy buena, soy castaña y la verdad me gusta cuidarme, voy al gimnasio casi a diario y procuro mantener mi línea. Lo que les voy a contar sucedió al poco de estar casada, me case joven con 21 años, y nos fuimos a vivir a un pisito en alquiler, solo había tres pisos por planta y en nuestra planta además de nosotros, en otro piso vivían dos hombres mayores solteros, eran hermanos, Juan y Francisco de 60 y 62 años ya retirados, y el otro piso estaba vacío. Al estar recién casada a mi marido y a mi nos gustaba hacerlo casi a diario, sobre todo a mi, yo no había conocido hombre alguno salvo mi marido, que era y es de complexión normal, pasaba el tiempo y a pesar que hacíamos bastante el amor yo no quedaba muy satisfecha, mi marido tiene el pene pequeño unos 12 cm., yo había visto en revistas que el compraba a veces hombres con penes bastantes grandes pero pensaba que no era posible que seria un montaje. Al correr del tiempo, fui haciendo amistad con mis vecinos a los que me los encontraba bastantes veces al entrar o salir de casa, en el portal, o incluso cuando iba a la compra, ambos eran muy simpáticos y muy amables, tenían una mujer que venia casi a diario les hacia la limpieza y la comida, ella se llamaba Maria tendría unos 50 años. Pues bien a los seis meses de estar viviendo allí, Maria la señora que atendía a los dos hermanos por lo visto tuvo ...
     que dejarlos, por un problema familiar y un día ambos me invitaron a tomar una taza de café y me contaron su problema, por si yo conocía a alguien que pudiera sustituir a Maria, o que incluso si yo quería sustituirla, fueron amabilísimos conmigo como siempre, me hablaron de las condiciones y horas de trabajo y que como yo vivía al lado pues seria mas fácil para mi que para otra persona y como mi marido la vedad no ganaba mucho, el estaba trabajante de vigilante en unos grandes almacenes, les dije que lo pensaría y lo comentaría con mi marido. Esa noche cuando el llego le lo dije, el conocía también a los dos hermanos, de hecho habían hablado muchas veces, le conté en que consistiría mi trabajo, que era en hacer las tareas de la casa y prepararles la comida y cuanto me pagarían, que por cierto era un buen sueldo, lo que nos permitiría ahorrar para en un futuro comprar un piso, mi marido estuvo de acuerdo y empecé a trabajar con ellos. Estaban siempre muy atentos conmigo incluso me hacían pequeños regalos de vez en cuando, unas flores, un jarrón, cosas así, y yo les llegue a coger mucho cariño, también notaba que el día que iba con faldita o un escote un poquito mas atrevido de lo normal estaban siempre revoloteando a mi alrededor, yo no le di importancia al contrario me halagaba, incluso a veces me ponía una faldita más corta de lo normal y notaba como miraban mis nalgas cuando me agachaba un poco mas dela cuenta, incluso me decían que era muy bonita, y yo no les decía nada ...
«1234»