1. La sumisión de Raquel II


    Fecha: 15/03/2019, Categorías: Dominación Incesto Autor: sireleo, Fuente: CuentoRelatos

    Raquel no hablaba solo miraba y asentía. -Mañana cuando nos levantemos hablaremos sobre lo que ha pasado hoy y lo que vas a ser a partir a ahora… Así acabo el primer capítulo, que os recomiendo leer para mejor compresión de este relato. **************************** No me desperté hasta las doce de la mañana más o menos, totalmente despejado y empalmado, así que me levante y fui a ver dónde andaban las dos. Sentí hablar en la cocina, por lo que me dirigí hacia allí, y lo que vi me gusto, Ana estaba sentada en una silla y Raquel de rodillas, y aun vestida como se quedó dormida, y Ana recién duchada y con el albornoz puesto. -Ana.-Buenos días Amo, ha dormido bien? no quería despertarlo porque se le notaba cansado. -Si puta, estaba cansado y he dormido bien, gracias a vosotras, y la puta de tu hija como ha pasado la noche? En ese momento mire a Raquel, y tenía los ojos llorosos, pero no decía nada solo mantenía la cabeza agachada. -Que le pasa a la zorra de tu hija? -Ana.-Nada mi Amo, solo que se quería ir, decía que no iba a contar nada, pero que se quería marchar a casa, pero ya está solucionado, se queda y desea ser su puta si Ud., lo desea Señor. -Y como es que ha accedido a quedarse -Ana.-Le he recordado lo que paso anoche, lo que acepto anoche, lo que disfruto anoche, y aunque le ha costado al final ha reconocido que es la primera vez que tenía un orgasmo así, que jamás pensó que se podía tener tan intenso, pero la muy puta dice que eso está mal, jajajajaja, será ...
     estúpida. Raquel seguía sin levantar la cabeza y sin decir nada, así que me puse delante de ella y mirándola le dije que me la chupara, que iba a empezar la mañana desayunando leche. -Ana.-Vamos zorra, a que esperas, si lo estas deseando. La hija levanto la cabeza y se metió la polla en la boca, empezando a chupar, tal y como le había indicado su madre la noche pasada, mientras con la otra mano empezó a masturbarse, pero Ana se dio cuenta y situándose detrás de ella, se agacho y le dijo que quien coño le había dado permiso para tocarse, que ella era solo Mi puta y que mientras yo no lo autorizara no se podía ni tocar y menos correrse. Raquel cogió y puso sus manos en la espalda, pero Ana le cogió una mano y se la llevo a su coño diciéndole que la masturbara. -Ana.-Mi Amo me permite usar a su perra, a la hija de su puta. -Tienes mi permiso para hacer lo que desees con la puta de tu hija, zorra, ya te lo dije ayer, este fin de semana la vamos a usar a nuestro antojo. -Ana.-Gracias mi Señor, jamás pensé que iba a devolverle todos sus insultos y de una forma tan placentera para mí. Raquel seguía chupando y gimiendo, a la muy zorra le gustaba eso, y estaba a punto de correrse. -Zorra me voy a correr, no quiero que se te escape ni una gota de mi leche. Y en ese momento empecé a correrme y ella a tragar, le vino alguna que otra arcada, pero la muy puta no se retiró y siguió tragando, y una vez que termino empezó a limpiármela con la lengua muy suave y dulcemente, como dándome las gracias, ...
«1234...7»