1. UNA TARDE CON LA COMADRE


    Fecha: 21/03/2019, Categorías: Anal BDSM Sexo con Maduras Autor: marco_buenrostro, Fuente: xHamster

    Estaba en mi trabajo cuando suena mi celular y pues quien mas pudo ser que la comadre Sonia, yo un poco curioso le conteste y me dijo “Compa necesito un favorcito de su parte, yo se que usted pasa por aquí de su trabajo ¿podría pasar a moverme una mesa?, yo no puedo sola, y como usted sabe mi marido anda en México y mi hijo se fue a las montañas a pasar el fin de semana largo” “Claro comadre faltaba mas” le conteste, veamos que este era su segundo marido, estaba divorciada de mi compadre. Yo le comunique a mi esposa que llegaría tarde pero no le dije porque, Salí del trabajo y por pena pues me lave muy bien la cara y las manos, aunque trabajo en oficina, me Salí una hora temprano para si me tardaba, llegue a la casa de la comadre y ya me esperaba, me cae que esta vez se le miraban muy bien el culo y las tetotas que se carga porque traía una blusa muy abierta y unos pantalones muy cortitos y apretaditos, yo pensé que se hubiese disgustado si notara la forma en que yo la estaba mirando, pero se agachaba y le podía ver bien clarito las golosas tetas, pinche tetas se notaba que traían ganas de verga y podía notar que no traía calzones la muy cabrona, se me arrimo y agarrándose las tetas sobre la blusa me dijo “ que desperdicio, ¿verdad compadre?” yo pasando saliva solo le dije “porque usted quiere comadre” volteo a la puerta y fue caminando a cerrarla con llave, al caminar mire como movía las nalgotas para los lados, regreso y me dijo “¿miedo compa o le pegan en casa?” yo ...
     estaba totalmente asustado, ella me dijo “el Buey de mi marido piensa que soy su pendeja, anda con otra pinche vieja en México pero a mi me vale” me caí de madre que no se la iba perdonar, la agarre de la cintura y le dije “si su comadre me chinga pues vale la pena” soltó la carcacajada y se me fue arrimando hasta besar mis labios, y aun no creía que la comadre fuera así, pues lo primero que hice le quite la blusa y me tomo de la mano llevándome a su recamara, ella solita se quito los pantalones cortos y su pinche panocha rasuradita pedía verga a gritos, me dijo “compadre, ¿me deja que yo me lo coja a usted?” “Claro comadrita, ¡lléguele!” “ahora me vas hacer lo que la comadre no te deja, ella me lo contó hace mucho, acuéstate cabrón que los dos vamos a intercambiar lechita calientita”, me desnudo todo abrió un cajón y saco una verga plástica, me la dio y poniendo sus rodillas a los lados de mi cara se agacho y me la comenzó a mamar, ay mamacita me le pegue a la panocha y le moje el chiquito con mi lengua le comencé a meter la verga de plástico y solo pujaba con mi verga en su boquita, solo me decía” ándele compadre que ahí le va la primera carga de lechita, no la desperdicie”, la muy cabrona se mecía en mi cara asegurándose que me los tragaría todos yo podía sentir lo calientito de su lechita, se hizo a un lado y me dijo, compadre cójase este par de tetas que desde hace tiempo le traen ganas a su verga, se arrodillo frente a mi y comenzó a tallar con sus dos tetas mi verga y la ...
«123»