1. Novia, tía y madre. Todas para mí (Parte 2)


    Fecha: 15/04/2019, Categorías: Incesto Sexo con Maduras Autor: Lobo Feroz, Fuente: CuentoRelatos

    Nos dormimos abrazados, el sentimiento del placer disfrutado nos llenó de paz, no sé cuánto tiempo, estimo que no necesitamos mucho más de tres horas, los machos jóvenes podemos todo, ella lo sabía. Esas vacaciones con mi novia, su madre y la tía, las pasamos en San Bernardo, en la casa de mi familia, la noche tormentosa, el corte del video cable, sin otra cosa que hacer busqué en el desván y encontré una vieja videocasetera y una caja con casetes de películas, un par era porno, que la tía Erny decidió poner. La visión acentúo las carencias de pareja de las dos mayores, como mi novia estaba con la regla, se dio esa situación tan fortuita como inesperada y me “prestaron” a la tía Enry. Con este párrafo concluye una deliciosa sesión de sexo: “Nos dormimos abrazados, el sentimiento del placer disfrutado nos llenó de paz, no sé cuánto tiempo, estimo que no necesitamos mucho más de tres horas para colmar sus deseos de ese momento, los machos jóvenes podemos todo” Abrazados, “haciendo cucharita” nos quedamos dormidos. En algún momento, estimo que de madrugada, siento unas caricias sobre mi pierna, tenues, suaves como si una pluma estuviera rozando mi piel, paso mi mano como para sacarla… pero siento un dedo que se posa sobre mi labio. No entiendo demasiado, la tía esta con mi pierna metida entre las suyas. Quién puede ser?, los ojos lagañosos y la poca luz que se filtra en la puerta entreabierta no me permite identificarla. - Shhhh, soy Anna… También te necesito… si no quieres me ...
     retiro… por favor, no sabes lo que estoy pasando… Medio dormido, las neuronas funcionan algo lentas, a la entendedera le cuesta descifrar esta nueva alternativa, sorpresiva pero en el estado de situación previo no tan inesperado. La pregunta gestual, mirando a la tía, el ¿qué hacemos con ella? Está implícito en la mirada. Me habla, muy quedo, al oído: - Shhh, no hay problema… ella entenderá, estamos en la misma urgencia de sexo. Tengo un increíble calentón, cuando te secuestra quedé ardiendo, las ganas de coger no me permitieron dormir ni un minuto. Ani está dormida, yo muero de ganas. Dime que puedo quedarme!! Se había colocado de mi lado de la cama, fuera del cono de sombra, ahora podía verla, se abrió la bata, movió los hombros y el cuerpo desnudo emergió ofreciéndose. La luz proyectada acentuaba sus redondeces, disimula las pequeñas adiposidades que el fitness no pudo borrar. Quedó exhibiéndose al novio de la nena, sostuvo sus tetotas en sus manos, sabía que son mi debilidad, las agita tomando los pezones entre los dedos incitando a ser lamidos. Se acerca ahora solo ofrece una, la otra mano en la vagina separando los vellos para que pueda ver como se abre los labios y vea el nácar brillante del interior totalmente húmedo. Me acercó la teta a la boca, lamí la ambrosía de su sabor, oprimí su mano para presionar el néctar interior, sentir como late el corazón bajo esas carnes blancas y temblorosas. Le hice lugar en la cama, de mi lado, me tendí para rapiñar de las dos tetas, ...
«1234...»