1. Marisela, la chica del club: Clavado Seguro


    Fecha: 15/05/2019, Categorías: Infidelidad Anal Autor: Tonyzena67, Fuente: CuentoRelatos

    José es un gran amigo a quien conocí en la compañía donde yo trabajaba. En esa época el funcionaba como gerente de una sección de la planta y yo me desenvolvía como gerente regional de ventas. Cuando quedé viudo alrededor de mis 30 años, José como todo un buen amigo me dio el suficiente tiempo para luego intentar introducirme al ambiente social femenino. Recuerdo que ya había pasado un año de la muerte de mi esposa y para cuando mi amigo José me invita a la caza de las mujeres, ya Grace, una hermosa rubia mexicana me había dado la bienvenida al club de los solteros con una extraordinaria sesión sexual en su apartamento. Mi amigo José me lo puso de esta manera: -Vamos al club Clavado Seguro, y le aseguro que ahí me le darán la bienvenida como usted se merece. Al principio pensé que trataba de algún club donde las chicas te bailan desnudo o algo así, pero en realidad cuando José me lo planteaba, era un restaurante con pista de baile y donde me habló que llegaban muchas chicas dispuestas a ligarse a toda costa. Realmente me hizo reír, pues nunca pensé que José anduviera en aquellas aventuras, pues parecía ser hombre de hogar e increíblemente tenía a una bella mujer como esposa. Un día de tanto insistir nos vamos al club Clavado Seguro, el cual realmente no tiene ese nombre y más bien parecía ser un restaurante con ambiente familiar. Llegamos después del trabajo, alrededor de las 7 de la noche. No vi nada que me llamara la atención; familias disfrutando una cena y nada más. ...
     Todo cambió después de las 8 de la noche y pude observar la cantidad de jóvenes que de repente abarrotaron la pequeña pista de baile. No habían pasado ni 30 minutos cuando mi amigo José se había desaparecido, para luego en una visita al baño, me lo encuentro en el pasillo echándole mano a una bella chica. Imaginé que se trataba de alguien que el de antemano conocía, pero luego en una breve explicación, me dijo que esa misma noche la había conocido, y que se iría con ella al motel que convenientemente se encuentra frente al restaurante club. Ahora me encuentro a solas tomándome un whiskey a las rocas, mientras observo a esta chica bailar y que con un pantalón bien ajustado y bien ceñido a su cuerpo, nos hace disfrutar con la sensualidad que mueve su cuerpo. No veo que haya un macho bailando con ella, es un grupo de mujeres que bailan entre sí, pero entre todo el grupo, esta chica resalta y obviamente es ella la que atrae las miradas. Pantalón amarillo canario, blusa celeste que nos deja ver su ombligo y donde brillan unas diminutas piedras. Con sus tacones parece ser alta y sus muslos muy desarrollados y atléticos dan realce y morbo al pantalón, pero sus glúteos tan pronunciados y como los mueve a los compas de la melodía, nos permiten soñar, imaginar cómo se miraría con solo la tanga que obviamente lleva puesta. Cabello lacio y negro que llega al paraíso de sus glúteos y que se extiende al ritmo de la música como si se tratase de un velo, cara alargada, angelical, como si se ...
«1234»