1. ESTA NOCHE SERÉ SU PUTA


    Fecha: 15/05/2019, Categorías: Masturbación Fetichismo BDSM Autor: auroraboreal, Fuente: xHamster

    Salí de casa con el coño chorreante. Me había vestido como mi amo me había ordenado -me gusta llamarlo amo, porque refuerza la idea de auténtica posesión de mi para su único disfrute que tanto me excita-.Parecía una auténtica puta barata cuando caminaba meneándo las caderas por el callejón donde me esperaba con su coche. Me acerqué a él y le pregunté si yo le gustaba, que si quería pasar un buen rato con una putita como yo. Me preguntó que cuánto cobraba y no supe establecer una precio así que le dije que me pagara con su leche corriéndome por todo el cuerpo.-Gírate -me dijo- quiero ver si la vales.Y entonces me giré despacio en mitad de la calle mientras él me observaba desde el coche, con su mano derecha agarrando esa polla enorme que aún lo parecía más porque se la había afeitado. Sacó el brazo izquierdo y me sobó el culo colándose sin pudor por debajo de mi falda. Me obligó a girarme de nuevo hacia él y quedé en mitad de la calle, aprisionada entre su brazo y el coche, con mi falda retorcida por la cintura y su mano sobando mis tetas.Me remangó más la falda y mi tanga quedó frente a su cara. Me lo bajó y miró mi coño depilado.– Me gustan las zorras como tú -me dijo y se me encharcó el coño. Él debió notarlo porque coló uno de sus enormes dedazos en mi rajita y volvió a sonreír-. Muy bien, ya veo que eres una auténtica guarra pero tendrás que demostrarme aún si mereces ser mi putita. Ven aquí zorra y empieza a mamármela como tú sabes.Entre corriendo en el coche ansiosa de ...
     su polla, de que me hiciera suya por fin y me lancé directa sobre su asiento. Abrí la boca y tomé aire. Quería demostrarle que podía metermela dentro entera, hasta los huevos. La envadurné con mi saliva y me la fui metiendo poco a poco y de vez en cuando le miraba a la cara, sacaba la lengua y le suplicaba con los ojos que me dijera todo lo zorra que era. La última vez que lo hice me dijo que era una puta y que si quería cobrarme su leche, dejara de mirarle y me dedicara a mamar, y empujó mi cabeza hacia dentro aprisionándome con la mano contra sus huevos.Pensé que me ahogaba, pero con la mano libre subió de todo mi falda y empezó a azotarme con fuerza en mi culo desnudo y en el coño chorreante de modo que ese dolor me hizo olvidar la respiración y me agitaba una y otra vez imprimiendo a la mamada un ritmo de vértigo mientras él no soltaba mi cabeza y gritaba ?trágatelo todo, puta, trágatelo?.Cuando por fin se corrió me dejó que le limpiara la polla con la lengua, que le lamiera los huevos, el vientre… Me dijo que lo había hecho muy bien y que me merecía un premio. Eso me excitó. Pensé que me iba a sacar el juguetito ese que había dicho que me había comprado pero en vez de eso me dijo.– Sabes conducir, putita?Debía ser broma. Él sabía que yo no tenía carné, y esperé que no pensase que me pusiera a hacer de chófer porque nos podíamos matar.-Te prometí un juguete pero no te lo he comprado, así que he pensado que en compensación te voy a enseñar a conducir.Aquello era muy raro, ...
«12»