1. Mi amiga bisexual


    Fecha: 25/06/2019, Categorías: Lesbianas Confesiones Autor: salarnek, Fuente: CuentoRelatos

    Nos conocimos a los treinta años ella es delgada de pelo largo ya tenia tres hijos los tenemos casi la misma estatura yo soy delgado de pel muy corto. Una mañana comenzamos a hablar sobre lo que nos paso en la vida antes de conocernos, ella me dijo que una noche cuando estaba presa la obligaron a tener relaciones con otra mujer y allí descubrió su bisexualidad. Yo le confese mi bisexualidad desde muy joven. Solo nos veíamos dos veces en la semana y teníamos relaciones antes de ir a trabajar al medio día, pero los sábados ella mandaba sus hijos con su padre y nos veíamos solos, en la tarde del sábado nos vimos un ratito en el trabajo y me comento que tenia preparado todo para esa noche. Al llegar la noche nos encontramos y luego de cenar me dijo que esa noche yo seria su putita, fuimos a su habitación y del ropero saco ropa femenina interiormente desnudo y me la puso luego me coloco un vestido y lo que mas me sorprendió fue que me había comprado unos aros en forma de perla para que los usara esa noche, me los coloco y me dijo que eso no era todo, tomo un lápiz labial que ya tenia sobre la mesa de luz y me pinto los labios luego regreso al ropero y saco una peluca y me la coloco, yo ya me había vestido de mujer pero jamas me había pintado los labios ni había usado aretes, me sentía una putita y libre por primera vez en mi vida, comenzamos a besarnos y a acariciarnos se puso muy muy fogosa y casi desenfrenada chupandome todo el cuerpo luego me coloco de espalda y poniéndome ...
     en cuatro comenzó a chuparme el culo con gran maestría y furor deslizando su lengua por toda mi cavidad exitandome cada vez mas y mas, luego me dijo que lo tenia redilatado y me metió un dedo haciéndome parar mi pene y endureciéndola al instante, comenzó a cojerme con su dedo fervientemente hasta que le dije que si seguía terminaría acabando en eso se detuvo y me dijo que aun me faltaba una sorpresa mas, se paro y fue al ropero y tomo algo si dejarme mirar se coloco detrás mio y comenzó a penetrarle suavemente con un objeto que me daba mucho placer era suave y estaba lubricado siguió introduciéndolo hasta que sentí sus piernas chocando con las mías y luego comenzó a cojwrme lentamente mientras me decía.. -¡te gusta putita te gusta que te cojan así o mas fuerte mi guachita? -¡te gusta mi pija putita? Y comenzó a aumentar su velocidad mientras me insultaba y gozabamos los dos, de repente un abundante olor femenino inmundo la habitación mientras gemía como gata. Luego saco su instrumento de mi culo y sin dejarme verlo lo guardo nuevamente en el ropero, yo me puse boca arriba y ella se sentó sobre mi pene y se lo metió hasta los huevos y comenzó a cabalgar mientras yo jubaga con su clítoris si que me dejara de recordar que yo era su putita, yo ardía de calentura mientras ella acababa una y otra vez con nunca la había visto hasta que largue toda mi leche en su linda conchita. Luego me pidió que me acostara de costado dándole la espalda y metiendome la mano entre las piernas me ...
«12»