1. El Novio De Mi Ahijada


    Fecha: 13/08/2019, Categorías: Gays Autor: Eventualmente_Sexual, Fuente: SexoSinTabues

    Cuando mi ahijada Paola, me dijo que iba a venir a mi casa, ni siquiera lo pensé para responderle que sí. Y tampoco fue mi emoción para nada falsa. La verdad es que Paola, me caía de maravilla, una chica dulce, muy carismática, y lo mejor es que con ella se puede hablar. Yo estoy en mis 37 años, y ella una jovencita de 20 años, que ya se ha independizado de mi comadre. Entonces salte de la emoción y al otro día la esperaba con mucha ansias. Al otro día, ya tenía la comida preparada, era temprano aun, pero imaginé que debía venir con hambre. Me pasó un texto que ya estaba cerca, salgo a la calle y espero frente de mi casa, en la esquina entra un taxi, supuse que era ella, viene y se detiene en frente de la casa. Cuando veo hacía adentro del auto, mi sorpresa es que no viene sola, sino acompañada. Y sabrá el asiento del auto de atrás, lo que venía haciendo. Cuando se ha bajado del auto el muchacho, una tremenda parazón de verga tenía. Ni siquiera lo simulé, y tampoco sé si dio cuenta el joven de mi mirada indiscreta. Paola seguía adentro del carro, pagaba al señor, y esperaba el vuelto. Él se acomoda en vano su erección, el bulto se le marca más prominente y no veía a mi cara, sentí su incomodidad. Luego se lo aprieta y esa erección tremenda se hunde hacia abajo, me da la espalda y se termina de acomodar sin que yo lo vea. Si no es porque mi verga estaba hacia abajo, en ese momento yo también tuviera una erección notoria. Los acompañe adentro de la casa, los lleve a la ...
     habitación que he acomodado para su estadía. Le preguntaba a mi ahijada por mi comadre, y otras preguntas más que le hice. Ya ni quería ver al muchacho. Se presentó como Cristian y mi ahijada me dijo que era su novio. Pensé en mis adentros << ningún novio, ese es tu esposo >>. Les dije que ya les iba a servir la comida. — Tío primero vamos a bañarnos —me dice ella con ternura, y haciendo mueca que se sentía asquerosa. Asentí y fui y le busque unas toallas. Lo deje solos y el resto me lo imagine todo. Debían estar echando un polvo en el baño. Esa erección de ese muchacho, solo se bajaba con una buena mamada. Sentí envidia, ansiedad y hasta rabia. Cuando este último sentimiento me abrumo, sacudí mis pensamientos << no debía yo, estar pensado en el novio de mi ahijada >>. Cuando han salido de la habitación, sus caras estaban renovadas. El joven, no es que era una belleza, un adonis o un modelo. Sus brazos son fuertes y gruesos, un abdomen plano, pero sin tanto esculpido, grueso de torso, un culo redondo y paradito, y piernas peludas y gruesas también. Con tan solo ver su tipo de cuerpo, me imagine el tipo de verga que debe tener; << gruesa, pero no muy larga. Gruesa en la base y en tronco, pero el glande debe ser pequeña, y está siempre arropado por el prepucio. Debe ser rojo… la quiero en mi boca >> sacudo mis pensamientos y les termino de servir la comida. Al rato, en el porche de la casa hablábamos Paola y yo. Tanto estábamos metidos en la conversa, que del muchacho me olvide. Él ...
«1234...»