1. MECANICOS DE CABECERA........


    Fecha: 20/08/2019, Categorías: Zoofilia Autor: Anónimo, Fuente: SexoSinTabues

    Mi auto presentaba una falla al encender la marcha.. pues de inmediato se apagaba el motor... no pude sacarlo de mi casa de momento y caminé varias calles para hablar con el mecánico... le explicaba de la falla y su perro me miraba tan atento cómo si él fuera a arreglar el motor, y se pegaba tanto a mi... que me ponía nervioso temiendo me mordiera... Lucio el mecánico me dijo que el Oso era muy tranquilo. y entró de inmediato..tomó sus herramientas y salimos a casa Pero instantes antes, el Oso pegó su cuerpo a mi pierna no sé si en forma amenazante, o simplemente marcando su territorio, quise hacerlo a un lado, y mi pie tocó su pito, él se inclinó lamiendo su pito. . . y se pegó aún más. . . cuándo salió Lucio regañando a su perro, que no fuera encimóso. . . y caminamos a mi casa. prefería caminar por no dejar solo al Oso. Una vez que entramos los 3, Lucio se puso a revisar el motor. . y casi de inmediato supo de la falla, y comenzó a meter las manos, en momentos me pedía ayuda para sostenerle piezas, y en una de ésas, que estaba con medio cuerpo dentro. . quedó boca arriba mostrando el grosor lépero de su verga, que de inmediato mis ojos quedaron fijos en ella. . . y la verdad me calentó al instante. . Lucio se dio bien cuenta de mi mirada, y comenzó a filtreár estirandose y tomando poses cachondas. . y de poco en poco su verga iba tomando su dimensión total bajo el pantalón, en verdad me puse caliente, cosa que el Oso olfateó y de una acción llegó a mi lado. . . y mientras ...
     yo sujetaba la pieza del motor, Lucio se mantenía con las piernas abiertas, una que le colgaba, y la otra doblada sobre la base del motor. . . y ya presentaba una deliciosa carpa. . . el deseo por tocar estaba a flor de piel. . Yo también tenía mi erección, y sin haberme dado cuenta, el Oso la suya. . de lo cual me sorprendí tan pronto sentí sus belfos hundirse entre mis nalgas. . Sólo que en ésta ocasión no hice por retirarlo. la caricia de su hocico en mis nalgas, sumiendo con vigor, aumentaba mis deseos. . . y de una manera curiosa y extraña, todo se conjugaba tan mecanicamente de una forma sugerente cachonda. La verga parada de Lucio presentaba una mediana mancha de su líquido seminal, y se veía aún más deliciosa, la lengua del Oso daba fuertes y continuos pasos húmedos entre mis nalgas, queriendo llegar a mi culo. . . y veía sorprendido el aparente contraste de coordinación entre Dueño y mascota, era una cosa rara. . . Cuando sucedió que Lucio recogió las 2 piernas y se movió a un costado. . . quedando yo entre sus piernas, y nuevamente bajó una colgando. . cómo si en verdad lo hiciera natural. . pero no era posible tal engaño. . la intención era más que clara. . Entonces decididamente, acerqué mi cara al 101% y comencé a morder ligeramente y a chupar fuerte su verga sobre la tela del pantalón. . Y de inmediato Lucio se enderezó y se fue bajando del motor, haciendo que yo fuera bajando igual sin dejar de mamarsela. . Abrí su pantalón liberando su verga y la engullí a lo ...
«12»