1. El despertar de Marta


    Fecha: 22/08/2019, Categorías: Sexo con Maduras Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Mi historia se genera producto de una coincidencia y una broma de mal gusto que trato de jugarle a doña Martha la esposa del predicador y vecinos de la cuidad de donde soy originario Esa ocasión me encontraba en la capital del estado acompañado de una chica con la cual tendría sexo y al entrar en aquel hotel caminando por el largo corredor de las habitaciones me cruce con doña Marta que salía de una habitación acompañada de un hombre que no es su marido y no se cual fue la reacción de ella al verme yo por mi parte fingí no notarlo pero quince o tal vez mas días de nueva cuenta me cruce con ella que me abordo con la intención de darme algún tipo de explicación pero yo me le adelante diciéndole que mi silencio tenia precio claro que lo hice con la intención de jugarle una broma de muy mal gusto además que le di fecha y hora para verle en un jardín de la capital del estado, mi comentario la sonrojo y guardo silencio por un instante y antes de despedirse, ahí estere puntual agrego Ya casi tenía en el olvido ese hecho pero al recordarlo por mera curiosidad hice el viaje llegando diez minutos tarde y ahí se encontraba ella frotándose las manos producto de su excesivo nerviosismo así que me disculpe con ella que solo se concreto a decir ya estoy aquí puedes llevarme a donde quieras estoy dispuesta a pagar, su rostro afligido me hizo recapacitar y de nueva cuenta le pedí que disculpara mi comentario le explique que yo solo quería jugarle una broma y que no me considerara un ser ...
     ruin que quería obtener ese tipo de beneficio y para tratar de mitigar sus nervios le invite a tomar un café y lo acepto donde con grandes detalles me fue narrando lo que ha sido su vida y las excesivas y rigurosas reglas que tienen que cumplir con su religión a tal grado que ella no eligió con quien casarse, ya en ese punto yo le tenía tomada de las manos para evitar que continuara frotándolas y otro tanto para darle confianza es ahí cuando ella ya más tranquila me confiesa que mi broma no le ha permitido dormir tranquila solo contando los días y las horas para verme y la confesión que creo fue la más difícil para ella el de su vida intima, para nada satisfactoria por tal motivo había aceptado entrar en aquel hotel con ese hombre también para ella desconocido el cual no le aporto nada ya que según ella fue peor ya que no bien le introdujo su aparato (así dijo ella) se corrió y tuvieron otro intento que no fue mejor ya que comenta que solo duro un par de minutos Ella. No me juzgues mal ahora que ya sabes todo de mi vida entenderás el por qué quiero entrar al hotel contigo tengo la enorme esperanza que todo sea distinto, y ya no le hice esperar más y la lleve a un hotel distinto donde me costó trabajo contener la risa ya que una vez en la habitación solo se quito el calzado y se recostó en la cama levantando sus enaguas se quito el calzón mata pasiones Yo. Tomándola de las manos le saque de la cama diciendo, espera Marta el sexo no solo es separar las piernas, el sexo es pación, ...
«12»